Historia

El Instituto Nacional de Migración (INM RD) fue creado por intermedio de la Ley General de Migración No. 285-04, siendo su responsabilidad primaria llevar a cabo investigaciones sobre las causas, consecuencias e impacto económico, político, social y cultural de las migraciones en la República Dominicana. Tiene como función principal servir de apoyo técnico al Consejo Nacional de Migración, y trabajar en el diseño, promoción y ejecución de estudios e informes sobre las migraciones, así como tener a su cargo la Escuela Nacional de Migración.

Los resultados de las investigaciones realizadas por el INM RD serán remitidos al Consejo para el diseño de políticas públicas en materia migratoria. De igual modo, además de diseñar, promocionar y realizar estudios migratorios, el Instituto tendrá a su cargo la organización y programación de actividades técnicas nacionales e internacionales en el área de su injerencia desde y hacia la República Dominicana, para lo cual será el órgano de enlace con instituciones académicas y organizaciones tanto nacionales como internacionales.

Así mismo y según la Ley, se han previsto otras atribuciones al INM RD. Su titular ejercerá el rol de Secretaria del Consejo Nacional de Migración, y asistirá den temas puntuales al Ministerio de Relaciones Exteriores.


Una asesoría de excelencia

Respecto a la concepción del Instituto Nacional de Migración, su directora ejecutiva, Florinda Rojas, ha descrito al INM RD como “una entidad de gobierno de carácter consultivo destinada a brindar al Estado un soporte técnico de asesoría de excelencia, funcional al propósito de proveer servicios migratorios eficientes, transparentes y seguros; la que, desde una ética basada en un profundo respeto a los derechos humanos, contribuirá al desarrollo y a la seguridad nacionales, participando armónicamente del concierto local e internacional”.

“Pero lo más trascendente es que, una vez el INM RD funcione a plena capacidad; el Estado Dominicano habrá construido por primera vez, una entidad en la que se definan las políticas públicas sobre un tema de tan particular importancia para nuestro país, es decir, sobre la inmigración, emigración y todos los fenómenos de la movilidad humana, desde y hacia la República Dominicana. Este será sin lugar a dudas un gran aporte no únicamente para el país, sino también para toda la región del Caribe, Latinoamérica e Iberoamérica en su conjunto”.