Noticias

Raúl Delgado Wise, autor destacado del mes

Martes, 29 Octubre 2019
En esta ocasión el autor destacado es Raúl Delgado Wise (Monterrey, México, 1950). Doctor en Ciencias Sociales por la Universidad de Pensilvania (EE. UU.), y reconocido experto en desarrollo y migración. Actualmente es profesor asociado del Programa de Estudios de Desarrollo Internacional de la Universidad de Saint Mary’s y del Departamento de Estudios Latinoamericanos de la Universidad Simon Frasier en Canadá, de REMESO de la Universidad de Linköping, Suecia, y de las maestrías en Migraciones Internacionales de las Universidades del País Vasco y Valencia en España. Dirige la colección Desarrollo y Migración y Estudios Críticos del Desarrollo de la editorial Miguel Ángel Porrúa. Raúl Delgado Wise. Es miembro de la Academia Mexicana de Ciencias y del Sistema Nacional de Investigadores (nivel III), así como de varias asociaciones académicas con sedes en Canadá, Estados Unidos, Latinoamérica y Europa. A lo largo de su trayectoria como investigador ha escrito varios libros, artículos en revistas especializadas, y ha colaborado en diversas publicaciones colectivas. También ha sido director de tesis. Ha participado como conferencista invitado en más de 30 países de los 5 continentes. Realizó una conferencia magistral en la sesión inaugural del Primer Foro Global sobre Migración y Desarrollo celebrado en Bruselas en julio de 2007. Recibió en 1993 el Premio Anual de Investigación Económica Maestro Jesús Silva Herzog. Entre las temáticas abordadas en sus investigaciones podemos mencionar globalización, crisis y alternativa del desarrollo; desarrollo, migración y derechos humanos, y ciencia y tecnología e innovación. BIBLIOGRAFÍA A continuación, presentamos una muestra de las publicaciones del Dr. Delgado Wise, que serán recursos de apoyo y consulta para los participantes del diplomado “Migración internacional y desarrollo en el Caribe”, con el interés de facilitar la búsqueda y el acceso a diferentes fuentes de información documental, que permitan ampliar y desarrollar las necesidades de investigación relacionadas con los temas que se estarán desarrollando en los diferentes módulos del diplomado. Este listado bibliográfico está organizado por orden cronológico, y no pretende ser exhaustivo. Las publicaciones recogidas abarcan títulos de libros completos, así como capítulos de libros, tesis y ediciones en colaboración con otros autores. Delgado Wise, R., y Héctor Rodríguez (2000). “Las nuevas tendencias de la migración internacional: el caso de Zacatecas”, en Comercio Exterior, 50 (5) pp.371-380. Recuperado de http://revistas.bancomext.gob.mx/rce/magazines/48/2/RCE.pdf Delgado Wise, R. (2000). “Consideraciones sobre la estructura económica y social de Zacatecas de cara al siglo XXI”, en R. García Zamora y J.M. Padilla (coords.), Los retos demográficos de Zacatecas en el siglo XXI, UAZ, México. Delgado Wise, R., Humberto Márquez y Héctor Rodríguez (2004). “Organizaciones transnacionales de migrantes y desarrollo regional en Zacatecas”, en Migraciones Internacionales, 2 (4) pp. 159-181. Delgado Wise, R. y Humberto Márquez (2006). “The Mexico-United States Migratory System: Dilemas of Regional Integration, Development, and Emigration”. Ponencia presentada en la Conferencia Migration and Development: Perspectives from the South, Bellagio, Las Vegas, EE. UU. 10 al 13 de julio. Delgado Wise, R. (2006). “Migration and Imperialism: Mexican Labor Under TLCAN”, en Latin American Perspectives, 33, (2), 2006, pp. 33-45. Delgado Wise, R. y Cypher, J.M. (2007). “El modelo de exportación de fuerza de trabajo barata en México. The Mexican Cheap Labor Force Export Model”, en Economía, 23-41. Recuperado de: .http://www.scielo.org.mx/pdf/eunam/v4n12/v4n12a2.pdf Delgado Wise, R. y Humberto Márquez Covarrubias (2007a). ”The Reshaping of Mexican Labor Exports under NAFTA:Paradoxes and Challenges”, en International Migration Review,  41, (3), pp.656-679 Delgado Wise, R. y Humberto Márquez Covarrubias (2007b). “Repensar la relación entre migración y desarrollo a partir del caso de México”, en Estudios Sociales y Humanísticos, 5 (2) pp. 8-25. Recuperado de:   https://www.redalyc.org/pdf/745/74511236002.pdf Delgado Wise, R. y Oscar Mañán García (2007). “Migración e integración México-Estados Unidos. Clivajes de una relación asimétrica”, en Repensar la teoría del desarrollo en un contexto de globalización. Homenaje a Celso Furtado. Gregorio Vidal y Arturo Guillén R. (comp). Recuperado de:  http://bibliotecavirtual.clacso.org.ar/ar/libros/edicion/vidal_guillen/18DelgadoW-MananG.pdf Delgado Wise, R. (2012). “Intercambio cultural desigual y crisis civilizatoria. Desafíos del cambio cultural y el desarrollo humano”, en Gazeta de Antropología, 28 (3), Recuperado de: http://www.gazeta-antropologia.es/?p=2585 Delgado Wise, R. y Henri Veltmeyer(2018). Transformación agraria, migración y desarrollo. Icaria Editorial. REFERENCIAS http://agendapublica.elpais.com/analistas/raul-delgado-wise/ http://www.migrantologos.mx/es/integrantes/110-raul-delgado-wise https://dialnet.unirioja.es/servlet/autor?codigo=1891905   Horario de atención: de lunes a viernes de 8:00 a. m. a 4:00 p. m.          Consultas al 809 412-066 o 829 893-4200, Ext. 313          Correo electrónico: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. document.getElementById('cloak282ad033da5796e30e5e9e0fabc861a5').innerHTML = ''; var prefix = 'ma' + 'il' + 'to'; var path = 'hr' + 'ef' + '='; var addy282ad033da5796e30e5e9e0fabc861a5 = 'centrodedocumentacion' + '@'; addy282ad033da5796e30e5e9e0fabc861a5 = addy282ad033da5796e30e5e9e0fabc861a5 + 'inm' + '.' + 'gob' + '.' + 'do'; var addy_text282ad033da5796e30e5e9e0fabc861a5 = 'centrodedocumentacion' + '@' + 'inm' + '.' + 'gob' + '.' + 'do';document.getElementById('cloak282ad033da5796e30e5e9e0fabc861a5').innerHTML += ''+addy_text282ad033da5796e30e5e9e0fabc861a5+'';    Por Miguelina Arias Coordinadora del Centro de Documentación e Información

Importancia de las estadísticas migratorias

Martes, 29 Octubre 2019
La migración es un fenómeno socioeconómico y político complejo determinado por razones diversas, desde tener mayores y mejores oportunidades económicas hasta escapar de conflictos en el país de origen. Según el informe Indicadores migratorios mundiales, publicado en 2018 por la Organización Internacional para las Migraciones, en 2017 el stock de migrantes internacionales se estimó en 258 millones en comparación con aproximadamente 173 millones en 2000 y 102 millones en 1980. Es decir, en 2017 alrededor del 3.3 % de la población mundial era migrante[1]. Queda claro que el número de migrantes en el mundo ha aumentado a lo largo del tiempo. Esto lo convierte en un tema de vital importancia para los hacedores de políticas públicas. En los estudios y análisis sobre el fenómeno migratorio es indispensable contar con estadísticas robustas y oportunas que permitan identificar los factores y circunstancias que inciden en los flujos y tendencias migratorias, en otras palabras, proporcionar información basada en datos que oriente las acciones de los Gobiernos en esta materia. Hoy en día existen muchas barreras en términos de estadísticas migratorias, como la periodicidad de las publicaciones, la comparabilidad entre las informaciones de los países y la no estandarización de los registros administrativos.  Un recurso importante para la construcción de estadísticas migratorias son las encuestas, las cuales resultan relativamente oportunas y pueden proporcionar características socioeconómicas de los migrantes. En la República Dominicana se realiza la Encuesta Nacional de Inmigrantes (ENI); su segunda edición fue en 2017 y está pautada para aplicarse cada 5 años. Este tipo de instrumento presenta como limitaciones el tamaño de la muestra y su cobertura restringida. Según la ENI 2017, la población inmigrante en el país que se ubicó en 570,933[2], lo cual representa alrededor del 5.6 % del total de la población. De la cantidad total de inmigrantes, el 87.2 % es de nacionalidad haitiana; a estos le siguen los nacidos en Venezuela (4.5 %), Estados Unidos (1.8 %) y España (1.7 %). De igual forma, también se explotan estadísticas migratorias provenientes de registros administrativos que arrojan luz sobre el flujo migratorio en el país, donde se reporta que para 2018 alrededor de 7,499,329 personas entraron al país y salieron 7,516,326, quedando un saldo negativo de 55,279[3].   Las estadísticas migratorias no solo sirven para cuantificar las personas no nacionales que entran o salen del país y cuáles se establecen en él, también favorecen la identificación de las actividades que realizan durante su estadía. Por ejemplo, se registra una matrícula de 68,997 extranjeros en el sistema educativo formal en los años 2016-2017 y 21,512 contratos de trabajo (25.3 % otorgado a hombres y 74.7 % a mujeres)[4]. Tener a la mano estos datos fortalece la construcción de estrategias como país para el tratamiento, inserción y repatriación (en caso de ser necesario) de los extranjeros presentes en el territorio nacional. Las informaciones estadísticas también ayudan a conocer cómo los inmigrantes impactan en el desarrollo socioeconómico de los países de acogida y a establecer políticas públicas al respecto. Asimismo, se aprovechan las estadísticas de emigración y repatriación de nacionales dominicanos al territorio nacional. En 2018 fueron deportados 2,170 emigrantes, en su mayoría, por haber migrado ilegalmente (44.10 %) y por tráfico de estupefacientes (31.41 %)[5]. El tema migratorio es multidimensional y transversal en los ámbitos cultural, socioeconómico y político de los países de origen, tránsito y recepción de migrantes, por lo que debe ser estudiado y comprendido en toda su dimensión. Por tal razón, los análisis estadísticos constituyen herramientas eficaces para los Gobiernos. Cada 5 años, el 20 de octubre, se celebra el Día Internacional de las Estadísticas, un buen momento para resaltar los resultados alcanzados en la República Dominicana con la aplicación de la Encuesta Nacional de Inmigrantes (ENI) y los estudios e investigaciones realizados por el Instituto Nacional de Migración y otras instituciones gubernamentales en esta materia.   Bibliografía Global Migration Data Analysis Centre (GMDAC), International Organization for Migration (IOM), 2018, Global Migration Indicators, Berlin, Germany. Organización Internacional para las Migraciones (IOM), 2018, Informe sobre las migraciones en el mundo, Ginebra, Suiza. Oficina Nacional de Estadísticas, 2017, Encuesta Nacional de Inmigrantes República Dominicana (ENI), Santo Domingo, República Dominicana. Dirección General de Migración, República Dominicana. Ministerio de Educación de la República Dominicana.                 [1] Organización Internacional para las Migraciones (IOM), 2018, Informe sobre las migraciones en el mundo, Ginebra, Suiza. [2] Encuesta Nacional de Inmigrantes. República Dominicana, 2017. [3] Dirección General de Migración. [4] Ministerio de Educación de la República Dominicana. [5] Dirección General de Migración.   Por Reyna Bartolomé Analista de Investigación

Diplomado “Migración internacional y desarrollo en el Caribe”

Martes, 29 Octubre 2019
El Instituto Nacional de Migración llevará a cabo el diplomado “Migración Internacional y Desarrollo en el Caribe” desde finales de octubre de 2019 hasta febrero de 2020. Esta nueva formación comprende 8 módulos que se impartirán en 120 horas, de las cuales 72 serán presenciales y 48 virtuales. Las horas en la virtualidad están concebidas como apoyo a las sesiones en el aula con el fin de lograr un mayor alcance y profundización de los objetivos de aprendizaje planteados en el proceso formativo. Con este diplomado se pretende especializar a los/as colaboradores/as de las diversas instituciones del Estado dominicano y de organizaciones de la sociedad civil relacionados con el tema migratorio, con el objetivo generar una mayor comprensión de las causas, las características y los patrones de las migraciones contemporáneas en el Caribe y el impacto que estas tienen en el desarrollo de la región. El diplomado cuenta con un equipo de facilitadores/as de diferentes áreas de las ciencias sociales con vasta experiencia en los temas de migración internacional, políticas de desarrollo y sistema de protección social vinculados con la movilidad humana. El programa incorpora temas de relevancia, como gestión y gobernanza de la migración, género y migración internacional, migración laboral y mercado de trabajo, protección social y migración, remesas y desarrollo, entre otros. Para más información, las personas interesadas pueden comunicarse con: Escuela Nacional de Migración Dirección: Calle Manuel de Jesús Galván, núm. 9, Gazcue, Santo Domingo, D.N. Tel.:829.893.4200 Correos electrónicos: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. document.getElementById('cloaka024fdad058ccddfccb5d0a614b33d1e').innerHTML = ''; var prefix = 'ma' + 'il' + 'to'; var path = 'hr' + 'ef' + '='; var addya024fdad058ccddfccb5d0a614b33d1e = 'escuelanacionaldemigracion' + '@'; addya024fdad058ccddfccb5d0a614b33d1e = addya024fdad058ccddfccb5d0a614b33d1e + 'gmail' + '.' + 'com'; var addy_texta024fdad058ccddfccb5d0a614b33d1e = 'escuelanacionaldemigracion' + '@' + 'gmail' + '.' + 'com';document.getElementById('cloaka024fdad058ccddfccb5d0a614b33d1e').innerHTML += ''+addy_texta024fdad058ccddfccb5d0a614b33d1e+''; Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. document.getElementById('cloakb2397bff912ea8dbedbb58f6583e4d6c').innerHTML = ''; var prefix = 'ma' + 'il' + 'to'; var path = 'hr' + 'ef' + '='; var addyb2397bff912ea8dbedbb58f6583e4d6c = 'enm' + '@'; addyb2397bff912ea8dbedbb58f6583e4d6c = addyb2397bff912ea8dbedbb58f6583e4d6c + 'inm' + '.' + 'gob' + '.' + 'do'; var addy_textb2397bff912ea8dbedbb58f6583e4d6c = 'enm' + '@' + 'inm' + '.' + 'gob' + '.' + 'do';document.getElementById('cloakb2397bff912ea8dbedbb58f6583e4d6c').innerHTML += ''+addy_textb2397bff912ea8dbedbb58f6583e4d6c+'';     Por Yokairy Pujols Recepcionista Escuela Nacional de Migración

Los derechos de los niños, niñas y adolescentes

Viernes, 27 Septiembre 2019
En República Dominicana los derechos de los niños, niñas y adolescentes se encuentran integrados al sistema de justicia y reconocidos en distintas normativas nacionales e internacionales. Estos derechos representan para los organismos del Estado límites al ejercicio del poder y también mandatos de acción para el diseño y ejecución de políticas públicas que los materialicen en sus distintas dimensiones. Los derechos específicos por la condición de ser niño, niña o adolescente abarcan aspectos como la no discriminación, la educación, un nivel adecuado de vida, la salud, la protección contra el trabajo infantil, la explotación laboral y sexual, entre otros. La Convención de las Naciones Unidas sobre los Derechos del Niño y el Código para la Protección de los Derechos de los Niños, Niñas y Adolescentes de la República Dominicana fijan la minoría de edad hasta los 18 años. En este sentido tanto para el sistema universal de protección a los derechos humanos como para el contexto normativo dominicano se considera niño o niña toda persona que tenga menos de 18 años de edad. Cuando se desconoce la edad de una persona se recomienda acudir a pruebas psicológicas para determinarla antes que a pruebas físicas o médicas. En materia de derechos humanos los derechos específicos de este grupo etario se fundamentan en el principio de interés superior del niño. En consecuencia, conforme estatuye el artículo 56 de la Constitución dominicana, la familia, la sociedad y el Estado deben “asistirles y protegerles para garantizar su desarrollo armónico e integral y el ejercicio pleno de sus derechos fundamentales”. En primer orden ha de decirse que los niños, niñas y adolescentes tienen derecho a no sufrir discriminación por razones de su color de piel, cultura, origen nacional o social, género o por cualquier otra condición personal o de sus padres. Además, tienen derecho a expresar su opinión en todos los procesos que los involucren y afecten. Adicionalmente, tienen derecho a la libre expresión de sus pensamientos e ideas, lo cual incluye la posibilidad de buscar y recibir información que no atente contra ellos mismos o los derechos de los demás. En este sentido y bajo la dirección de sus padres, también tienen derecho a la libertad de pensamiento, conciencia y religión. En otro orden, los niños tienen derecho a recibir protección especial de la familia, la sociedad y el Estado para evitar injerencias arbitrarias e ilegales en su vida privada, así como derecho a ser protegidos contra los malos tratos perpetrados por padres, madres o cualquier otra persona responsable de su cuidado. Los niños privados de su medio familiar tienen derecho a recibir cuidados especiales y ser colocados en establecimientos apropiados para su edad y desarrollo. En los procedimientos de adopción, los niños tienen derecho a que su interés superior sea tomado en cuenta de manera primordial. Cuando las condiciones estén dadas, los niños tienen derecho a solicitar refugio; y cuando se encuentren en conflicto con las leyes penales, tienen derecho a beneficiarse de todas las garantías de un procedimiento equitativo y a recibir asistencia profesional. Los niños tienen derecho a que se les proteja frente a todas las formas de explotación ya sea esta laboral, sexual, uso y tráfico de estupefacientes, venta, tráfico y trata de niños, peores formas de trabajo infantil, tortura y de la privación de libertad. De haber sufrido tales actos tienen derecho a la recuperación y reintegración social. A modo de conclusión, es importante reiterar que los derechos de los niños recaen sobre todos los que se encuentren bajo la responsabilidad de un Estado sin que estos derechos dependan de la nacionalidad del niño. En tal virtud obligan a la familia, a la sociedad y al Estado a protegerles por igual tomando en cuenta en toda circunstancia que las medidas que se les apliquen respeten el interés superior de cada niño, niña o adolescente.     Por José J. Castillo Javier Analista de investigación

INM RD y ASONAHORES concentran esfuerzos para el desarrollo de investigaciones y capacitaciones en el sector turístico y hotelero sobre el fenómeno migratorio

Jueves, 12 Septiembre 2019
En el marco de la celebración de la XXXIII Exposición Comercial de Asonahores realizada en el Centro Comercial BlueMall Puntacana, el Instituto Nacional de Migración (INM RD) y la Asociación de Hoteles y Turismo de la República Dominicana (ASONAHORES) firmaron un convenio marco de colaboración con el objetivo de emprender en conjunto acciones para la generación de capacidades y el desarrollo de investigaciones en el sector turístico y hotelero sobre la oferta y la demanda de mano de obra inmigrante, la formalidad e informalidad en el mercado laboral, la legislación sobre la inversión extranjera, los conocimientos y aplicación de la Ley de General Migración 285-04, las ventajas y limitaciones en los procesos de regularización, entre otras temáticas de interés para el país. El acuerdo firmado por la Dra. Florinda Rojas, directora ejecutiva del INM RD, y Paola Rainieri de Díaz, presidenta de ASONAHORES, pondrá en marcha la elaboración de programas de formación dirigidos a empleados de hoteles, restaurantes y el Cuerpo Especializado de Seguridad Turística (CESTUR) en el ámbito de los mandatos de ambas partes, con el fin de promocionar las buenas prácticas, prever riesgos e incentivar el respeto a las leyes y la protección de los derechos humanos de las personas inmigrantes. Asimismo, con esta alianza se desarrollarán investigaciones que proporcionen apoyo técnico a las iniciativas propuestas por ASONAHORES, además de la generación de espacios de diálogo y concertación que permita combatir patrones de discriminación y exclusión, y consolide un discurso colectivo hacia la diversidad con valor social, cultural y económico. En ese sentido, la presidenta de Asonahores afirmó que la institución está comprometida con impulsar políticas y gestiones migratorias con entidades públicas y privadas bajo una cooperación directa e intercambio permanente a nivel nacional e internacional. “Estas acciones permiten avanzar en el conocimiento del sector y su impacto sobre el fenómeno migratorio, los factores que le afectan y la institucionalidad migratoria”, indicó Rainieri de Díaz. La Dra. Rojas enfatizó que “La inmigración y el turismo son una clara manifestación de la globalización, ambos tienen importantes resultados sociales y económicos para los países de destino puesto que enriquecen culturalmente las sociedades y mejoran los productos turísticos. De manera que, a través de estos hay beneficios de doble dirección, por ejemplo, las remesas enviadas por migrantes a sus familias y los ingresos derivados del sector turístico y hotelero”. En ese sentido, señaló: “el INM RD pretende darle un carácter científico a esta articulación, además de identificar herramientas de sensibilización e información en torno a la legislación nacional de cara a impulsar la prevención de modalidades nocivas como el turismo sexual, la explotación sexual infantil, la prevención de trata y tráfico de personas, el fomento de la imagen positiva el país y la prevención de delitos que impactan negativamente a la industria turística”. El encuentro también contó con la presencia de ejecutivos y funcionarios de ambas instituciones. Por parte del INM RD participaron Jonathan Palatz, encargado de Relaciones Internacionales; Amarfi Peralta, encargada de Comunicación, y Jessica Mordechay, encargada de Relaciones Públicas. La presidenta de ASONAHORES estuvo acompañada de Alba Marina Russo, directora legal de la asociación.   División de Comunicación Instituto Nacional de Migración

Migración y desarrollo: Los descendientes de inmigrantes y su integración social

Miércoles, 28 Agosto 2019
Actualmente, las principales causas de las migraciones están vinculadas a la búsqueda de empleo y los movimientos forzosos. En todo caso, las razones se sustentan en la esperanza de un futuro mejor. En el ideal de las personas migrantes, esta mejoría no está pensada solo para ellos, sino que también para sus descendientes. Los esfuerzos por lograr la reagrupación familiar y la integración de sus hijos e hijas en las sociedades de destino son evidencia de esto. El aporte que realizan los descendientes de migrantes a la transformación de las sociedades representa un punto de estudio que ha despertado el interés de los sectores económico y social. Los hijos e hijas de los inmigrados en todo el mundo suelen navegar entre dos culturas: la del país de origen de sus padres y la de su país de nacimiento. A menudo se ven atravesados por situaciones históricas, políticas y lingüísticas relacionadas con los diferentes tipos de actores que intervienen en su proceso de formación e integración.[1] En los últimos años el tema de la movilidad humana ha pasado a ser parte de las agendas nacionales de los países, y con ella el de los descendientes de inmigrados. Los debates se centran alrededor de su costo para las economías de los países receptores, su integración, proceso de aculturación y la forma en que estos inciden en la transformación de las sociedades de acogida. Los países que experimentan cierta periodicidad en flujos de inmigrantes ya cuentan con un conjunto de migrantes de primera generación. Se trata de una población de jóvenes nacidos en el país que sus padres han escogido como su destino migratorio. Estos jóvenes nacen en una cultura distinta a la de sus padres, con las consecuencias que esto podría significar para su integración social. A nivel académico, para explicar la integración de los descendientes de inmigrantes en las sociedades de acogida se plantean dos enfoques: el culturalista y el estructuralista. El culturalista presenta teorías pesimistas donde se afirma que dicha integración no está sucediendo; pero también existen optimistas que consideran que la integración de estos hijos de migrantes sí está ocurriendo, y que además está transformando la sociedad receptora. Por su parte, el enfoque estructuralista sitúa los descendientes de inmigrados según su posición en la estructura y la conformación de las clases sociales. La visión optimista de este enfoque coloca los descendientes de inmigrantes en una posición de ventaja frente a los autóctonos. Esta viene dada por tener acceso y apertura a un espacio social y cultural más amplio. Mientras que la visión pesimista los presenta como la clase obrera estancada.[2] Un ejemplo de la forma en que los flujos de inmigrados transforman la realidad demográfica se puede observar en el aumento de las tasas de natalidad y fecundidad que se observan en Europa durante los últimos años. Tras un período de constante descenso, este indicador ha empezado a presentar números en crecimiento, producto del aumento de los nacimientos entre las personas inmigrantes. En el caso de República Dominicana, donde se han realizado dos encuestas demográficas sobre las comunidades inmigrantes, se sabe que en 2017 el 2.7% de la población extranjera es descendiente de inmigrantes y, entre estos, más del 90% corresponde a descendiente de inmigrados haitianos. Se trata de descendientes de primera generación cuyas mayorías corresponden a una población joven.[3] Según datos de esta misma encuesta, los descendientes de inmigrantes que nacen en el país presentan mayor probabilidad de insertarse en el mercado laborar en ocupaciones de mayor nivel de escolaridad, mientras que los inmigrantes no nacidos en República Dominicana con mayor frecuencia se insertan en ocupaciones elementales que requieren de escasa cualificación. La condición de irregularidad entraña la característica principal de vulnerabilidad entre las personas migrantes.[4] En ese sentido, la gestión de la política nacional en torno a las migraciones ha dirigido una serie de mecanismos destinados a mejorar el acceso a los servicios sociales. Los descendientes de inmigrantes, sin importar su ascendencia o situación migratoria tienen acceso a los servicios de educación básica. Se ha ordenado inscribir en el sistema de educación público todos los niños, niñas y adolescentes independientemente de que se encuentren o no en el Registro Civil.[5]  El aspecto más relevante del modelo de integración de las comunidades inmigrantes consiste en el acceso a los sistemas de educación y salud de forma abierta y sin restricciones por falta de documentación, como forma de dar apertura a la aculturación y promover la igualdad de derechos independientemente del país de procedencia.   Por Esmeralda Peguero Analista de Investigación Departamento de Investigación y Estudios Migratorios (DIEM) Instituto Nacional de Migración (INM RD)   [1] Appadurai, Arjun (2001). La modernidad desbordada. Dimensiones cultura-les de la globalización. [2] Crecer en España. La integración de los hijos de inmigrantes. [3] Encuesta Nacional de Inmigrantes 2017 (ENI 2017). [4] Evaluación de las posibilidades de inclusión en la protección social de la diáspora dominicana en las sociedades de destino y en la República Dominicana. [5] Circular núm. 18 del 27 de julio del 2011. Gobierno de la República Dominicana. 2016. Comité de Derechos, Económicos y Sociales. Informe Periódico núm. 4 al Comité. Geneva. E/C.12/DOM/Q/4.

Marina E., Ariza Castillo, autora destacada del mes

Miércoles, 28 Agosto 2019
Marina Ariza.  Licenciada en Sociología por la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD), República Dominicana. Cuenta con una especialidad en Análisis Demográfico por el Centro Latinoamericano y Caribeño de Demografía (CELADE), Costa Rica. Es doctora en Ciencias Sociales con especialidad en Sociología por el Colegio de México. Marina Ariza. Investigadora titular del Instituto de Investigaciones Sociales de la Universidad Nacional Autónoma de México, y miembro del Sistema Nacional de Investigadores, nivel III. Profesora de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (FLACSO), sede México. Es integrante del Sistema Nacional de Investigadores. Líneas de investigación: migración femenina, mercados de trabajo urbanos, familia, género, procesos demográficos y reflexión metodológica. Publicaciones relevantes: Métodos cualitativos y su aplicación empírica: por los caminos de la investigación sobre migración internacional, coordinado con Laura Velasco, UNAM-IIS y El Colegio de la Frontera Norte, 2012. Ya no soy el deje atrás… Mujeres migrantes en República Dominicana. Título premiado en su versión de tesis de doctorado por la Academia Mexicana de Ciencias 2002. Care Circulation, Absence and Affect in Transnational Families, en Transnational Families, Migration and the Circulation of Care: Understanding Mobility and Absence in Family Life, editado por Loretta Baldassar y Laura Merla, 2014; Routledge. Por su trayectoria académica, fue acreedora en 2012 del reconocimiento “Sor Juana Inés de la Cruz “, que otorga la Universidad Nacional Autónoma de México. Desde 2009 coordina el Seminario Institucional Sociología de las Emociones de la Universidad Nacional Autónoma de México y del Instituto de Investigaciones Sociales. Bibliografía Este listado bibliográfico está organizado por orden cronológico, y no pretende ser exhaustivo. Las publicaciones recogidas abarcan obras de su autoría, junto a otros autores, capítulos de libros, así como artículos de revistas. Este listado de referencias permite a los usuarios la búsqueda y el acceso a diferentes fuentes de información documental.  Ariza C., Marina E. (coord.) (2016). Emociones, afectos y sociología: diálogos desde la investigación social y la interdisciplina. México, Instituto de Investigaciones Sociales, UNAM (Disponible en el Centro de Documentación).  Ariza C., Marina E. y Maritza Caicedo (2012). Inventario de encuestas e investigaciones cualitativas sobre la migración mexicana a Estados Unidos, México, Instituto de Investigaciones Sociales, UNAM.  Ariza C., Marina E. y Alejandro Portes (coords.) (2010). El País Transnacional: Migración mexicana y cambio social a través de la frontera, México, Instituto de Investigaciones Sociales, UNAM, (Disponible en Centro de Documentación).  Ariza C., Marina E. y María Eugenia D’Aubeterre (2009a). “Contigo en la distancia… Dimensiones de la conyugalidad en migrantes mexicanos internos e internacionales”, en Cecilia Rabell (coord.), Tramas familiares en el México contemporáneo, México, Instituto de Investigaciones Sociales, UNAM.  Ariza C., Marina E. (2009a). “Una mirada comparativa a la relación entre migración y mercados de trabajo femeninos en el contexto de la globalización: el caso del servicio doméstico. Notas metodológicas”, en Liliana Rivera Sánchez y Fernando Lozano Ascencio, Encuentro disciplinario y debates metodológicos. la práctica de la investigación sobre migraciones y movilidades, México, UNAM/CRIM/Miguel Ángel Porrúa, p. 236.  Ariza C., Marina E. y Orlandina de Oliveira (2009b). “Desigualdades sociales y relaciones intrafamiliares en el México del siglo XXI”, en Cecilia Rabell (coord.), Tramas familiares en el México contemporáneo, México, Instituto de Investigaciones Sociales, UNAM.  Ariza C., Marina E. (2009c). “Familias y pobreza en Latinoamérica: Una mirada comparativa”, en Rosario Esteinou (Ed.) Construyendo relaciones y fortalezas familiares. Un panorama internacional, México, Miguel Ángel Porrúa/Ciesas, p. 129-158.  Ariza C., Marina E. (2007). “Itinerario de los estudios de género y migración en México”, en Marina Ariza y Alejandro Portes (coords.), El País Transnacional: Migración mexicana y cambio social a través de la frontera, México, Instituto de Investigaciones Sociales, UNAM- (Disponible en Centro de Documentación).  Ariza C., Marina E. y Orlandina de Oliveira (coords.) (2004). Imágenes de la familia en el cambio de siglo, Colección México, los escenarios del nuevo siglo, México, Instituto de Investigaciones Sociales, UNAM.  Ariza C., Marina E. (2000). Ya no soy la que dejé atrás… Mujeres migrantes en República Dominicana, Instituto de Investigaciones Sociales, UNAM y Editorial Plaza y Valdés (Disponible en Centro de Documentación).   División de Comunicación Instituto Nacional de Migración   REFERENCIAS   https://www.iis.unam.mx/tag/marina-ariza/  http://www.migrantologos.mx/es/integrantes/89-marina-ariza  https://www.iis.unam.mx/investigacion/investigadores/investigadores-de-poblacion-y-estudios-demograficos/dra-ariza-marina-emilia/  http://www.humanindex.unam.mx/humanindex/consultas/detalle_investigadores.php?rfc=AIMA590228

Estrategias pedagógicas para la capacitación en materia migratoria y derechos humanos

Miércoles, 28 Agosto 2019
El Instituto Nacional de Migración a través de la Escuela Nacional de Migración llevará a cabo en septiembre de 2019 el taller “Estrategias pedagógicas para la capacitación en materia migratoria y derechos humanos” dirigido a facilitadores/as y otras personas interesadas en la materia. El propósito de este taller es implementar estrategias didácticas, sobre la base de aspectos filosóficos, sociológicos, sicológicos y pedagógicos, que fortalezcan la metodología docente en cuestión migratoria, en relación con el proceso de formación y desarrollo de los docentes internos de las instituciones, así como de los educadores universitarios. El espacio de aprendizaje abordará la migración como fenómeno espontáneo, surgido desde el origen de la humanidad, pues siempre han existido grupos que por diversas razones abandonan su lugar de residencia para fundar nuevas comunidades o unirse a las ya existentes. En ese orden, se hará referencia a los grandes movimientos culturales, económicos, geográficos y políticos que dieron origen a desplazamientos de población en masa tanto espontáneos como forzados. Asimismo, el programa de estudio incorporará el tema de los derechos humanos, que es afín a la materia migratoria; derechos que son inherentes a todos los seres humanos, sin distinción del lugar de residencia, género, origen nacional o étnico, color, religión, lengua, o cualquier otra condición. Para más información, las personas interesadas pueden comunicarse con:   Escuela Nacional de Migración Calle Manuel de Jesús Galván, núm. 9, Gazcue Teléfono: 809- 412-0666 Email: escuelanacionaldemigracióEsta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. document.getElementById('cloak747b56527634b129d6f3bb3c60bc3811').innerHTML = ''; var prefix = 'ma' + 'il' + 'to'; var path = 'hr' + 'ef' + '='; var addy747b56527634b129d6f3bb3c60bc3811 = 'n' + '@'; addy747b56527634b129d6f3bb3c60bc3811 = addy747b56527634b129d6f3bb3c60bc3811 + 'gmail' + '.' + 'com'; var addy_text747b56527634b129d6f3bb3c60bc3811 = 'n' + '@' + 'gmail' + '.' + 'com';document.getElementById('cloak747b56527634b129d6f3bb3c60bc3811').innerHTML += ''+addy_text747b56527634b129d6f3bb3c60bc3811+'';           Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. document.getElementById('cloak31b9db9bc26195dbfd6de1a4c6de15e4').innerHTML = ''; var prefix = 'ma' + 'il' + 'to'; var path = 'hr' + 'ef' + '='; var addy31b9db9bc26195dbfd6de1a4c6de15e4 = 'enm' + '@'; addy31b9db9bc26195dbfd6de1a4c6de15e4 = addy31b9db9bc26195dbfd6de1a4c6de15e4 + 'inm' + '.' + 'gob' + '.' + 'do'; var addy_text31b9db9bc26195dbfd6de1a4c6de15e4 = 'enm' + '@' + 'inm' + '.' + 'gob' + '.' + 'do';document.getElementById('cloak31b9db9bc26195dbfd6de1a4c6de15e4').innerHTML += ''+addy_text31b9db9bc26195dbfd6de1a4c6de15e4+'';     Por Elizabeth Batista Auxiliar Administrativa Escuela Nacional de Migración

INM RD se encuentra inmerso en el macroproyecto de investigación “La trata de personas. Estudios a partir de las migraciones femeninas relativas a la República Dominicana” con el auspicio de la Unión Europea

Martes, 30 Julio 2019
Dra. Florinda Rojas, directora ejecutiva del INM RD y Gianluca Grippa, embajador de la Unión Europea en República Dominicana. Con el objetivo de contribuir a mejorar la respuesta gubernamental para la prevención, protección y persecución de la trata de mujeres, el Instituto Nacional de Migración (INM RD), organismo gubernamental que forma parte de la Comisión Nacional contra la Trata de Personas (CITIM), con el apoyo financiero de la Unión Europea (UE), desarrolla el macroproyecto de investigación “La trata de personas. Estudios a partir de las migraciones femeninas relativas a la República Dominicana” que tiene la finalidad de identificar a través de la investigación cualitativa del fenómeno, el antes, durante y después de la trata de mujeres dominicanas hacia el exterior y de mujeres extranjeras en República Dominicana. En ese sentido, se generará un diagnóstico sobre este flagelo e informes sobre la trata de mujeres dominicanas en el extranjero a partir de tres estudios de casos en Europa y el Caribe, además de propuestas de recomendaciones para el diseño de políticas públicas eficientes, orientadas a combatir la trata de personas en la República Dominicana. El primer componente de este macroproyecto está conformado por tres estudios, entre estos, el estado del arte de la problemática La vida antes, durante y después de la trata: marco analítico y metodológico de la investigación “Análisis de trata de mujeres dominicanas en el exterior”. Este producto presenta el abordaje de la trata internacional de las mujeres dominicanas, y propone una novedosa mirada entre el proyecto migratorio de las personas y el registro de casos de explotación y trata. Además, identifica las áreas que requieren mayor investigación y profundización para lograr un mejor conocimiento del fenómeno, de forma tal que colabore con la formulación de políticas públicas encaminadas a su erradicación. Bajo este marco analítico y metodológico, actualmente se encuentran en desarrollo otros dos estudios de enfoque cualitativo: La trata de mujeres dominicanas hacia el exterior, enfocado en sus núcleos familiares, y Trata de mujeres extranjeras en República Dominicana. Ambas investigaciones parten de entrevistas a las víctimas y a actores claves tanto institucionales (gubernamentales y no gubernamentales) como del entorno. Asimismo, el INM RD ha iniciado la coordinación para la puesta en marcha de Estudios de Casos que estarán conformados por informes sobre el fenómeno de la trata de mujeres dominicanas en el extranjero a partir de investigaciones en España, Suiza y Puerto Rico. Finalmente, al concluir con los estudios ya iniciados, el proyecto entrará en una fase de publicación y divulgación de los hallazgos. Se llevarán a cabo talleres con actores claves fundamentados en las publicaciones de los estudios, y mesas de trabajo a partir de las recomendaciones para la elaboración de propuestas de políticas públicas.    División de Comunicación Instituto Nacional de Migración

INM RD y la EU proveen herramientas para una nueva narrativa en el periodismo de las migraciones

Martes, 30 Julio 2019
En el Taller “Periodismo y migración: Retos y perspectivas en la sociedad dominicana” realizado el 22, 23 y 24 de julio en las provincias de Santo Domingo, Peravia y Santiago respectivamente. República Dominicana, 22, 23 y 24 de julio de 2019.- Como parte del Proyecto de cooperación en la República Dominicana para comunicación y publicidad en temas migratorios, que ejecuta el Instituto Nacional de Migración (INM RD) con el apoyo de la Unión Europea (EU), se realizó el taller “Periodismo y migración: Retos y perspectivas en la sociedad dominicana” con el objetivo de crear espacios de diálogo entre los que publican temas relacionados con la migración y los que producen los insumos que generan dichas publicaciones respecto a la complejidad y la forma en las que estas se abordan. El taller, con una convocatoria nacional, fue llevado a cabo en las provincias de Santo Domingo, Peravia y Santiago, los días 22, 23 y 24 de julio respectivamente. Asimismo, estuvo dirigido a periodistas, comunicadores, locutores, fotógrafos, camarógrafos y estudiantes de comunicación en sus diferentes menciones. Las palabras de bienvenida estuvieron a cargo de Gianluca Grippa, embajador de la UE en República Dominicana y la  Dra. Florinda Rojas, directora ejecutiva del INM RD, quien señaló que “Este taller tiene como propósito exponerles la actual narrativa en materia migratoria y proveerles los insumos necesarios para un nuevo discurso con un enfoque de respeto a los derechos humanos de las personas migrantes. A nivel mundial, generalmente es aceptada la necesidad de dar un giro al marco narrativo migratorio, pues el discurso actual está muy arraigado y resulta difícil cambiar las reglas sobre las que este se asienta”. Asimismo, dijo que “se necesitan nuevos debates sobre movilidad, diversidad cultural y sobre las sociedades que integran esa diversidad. Esto implica salirse del enfoque de la migración como problema o hecho evitable. Hay que desarrollar exposiciones alternativas que no sean xenófobas, sino que, por el contrario, se visibilice la dignidad de las personas y sus derechos donde quiera que estos se encuentren”. Por su parte Grippa, añadió que “En particular, los medios de comunicación desempeñan un papel importante en la configuración de las percepciones sobre los migrantes. Por tanto, el profesional de la información tiene la oportunidad de reflejar el sentido positivo de la multiculturalidad”. Este proyecto, del que forma parte estos espacios de aprendizaje, tiene como propósito incidir en los hacedores de opinión pública para el manejo de la cuestión migratoria en los medios de comunicación, responsables de la construcción de la imagen en el proceso de transformación de la percepción del público ante este fenómeno global y sus manifestaciones. El encuentro diseñado y coordinado por la División de Comunicación del INM RD,  contó con la ponencia de expertos internacionales en el periodismo de las migraciones, quienes brindaron una perspectiva más globalizada y nuevas técnicas de comunicación, y expusieron sobre la responsabilidad de quienes comunican para evitar la desinformación en el ejercicio de sus funciones, además, explicaron sobre el poder y el peligro de la imagen en la cobertura de la realidad migratoria. Estos reconocidos peritos fueron Beatriz Marín García, doctora en Desinformación en la Universidad Carlos III de Madrid (UC3M) y analista de medios. Ha trabajado como periodista y ha efectuado investigaciones sobre medios de comunicación en Mozambique y Paraguay. Su conferencia trató sobre los factores externos que influyen en la desinformación y como esta se propaga a través de las nuevas plataformas de comunicación. En ese sentido, señaló el compromiso ético de los periodistas en la utilización y tratamiento de los datos y la forma de comunicarlos. En el programa  de aprendizaje también estuvo el fotógrafo Pau Coll, con una veintena de reportajes fotográficos y documentales alrededor del mundo, se ha especializado en temas de prisiones, violencia estructural, rutas migratorias y en la cobertura de situaciones de emergencia humanitaria. Disertó desde su experiencia de más de 15 años, sobre el poder de la imagen en la cobertura sobre las migraciones, la importancia a la independencia periodística, y facilitó nuevas herramientas de sensibilización y educación en la materia. También, en esa misma línea didáctica tuvo su intervención el periodista y fotógrafo César Dezfuli, quien documenta la realidad migratoria en el contexto europeo y sus fronteras de forma independiente desde 2015. Sus trabajos se han publicado en medios como Time Magazine, The Guardian, BBC o El País. Ha recibido reconocimientos como el Premio Taylor Wessing Portrait Prize o el Picture of the Year International (POYI). Dezfuli planteó los retos los principales retos a la hora de retratar la migración y analizó con los participantes algunos ejemplos de coberturas graficas de procesos migratorios tanto en América Latina como en otros lugares del mundo. Iman Moutaouakil fue la responsable de dar cierre con una reflexión colectiva sobre la identificación de los puntos débiles relacionados con los temas desarrollados, asimismo, hizo el ejercicio de diseñar estrategias comunes para paliar deficiencias. Moutaouakil es formadora intercultural que hace uso de la metodología Tecnología de Participación ToP©, reconocida por la IAF (International Association of Facilitators), que incluye enfoques innovadores para la planificación de proyectos, gestión de la calidad, gestión de conflictos, formación de equipos, planificación estratégica, talleres de consenso, etc. De acuerdo a Grippa, “Es necesario que, en todo el mundo, tanto las y los profesionales como las empresas periodísticas e instituciones se propongan hacer un esfuerzo normalizador a la hora de tratar las informaciones que tienen como protagonistas a los colectivos de migrantes; por ejemplo, mediante la difusión de valores positivos y el uso correcto de cierta terminología”, y en ese sentido, el taller se completa con la campaña en las redes sociales #CambiaLaNarrativa que aprovecha estos espacios digitales para concientizar a los actores involucrados y público general sobre el uso correcto de los términos en materia migratoria. Para la ocasión, como parte de los resultados de este foro se elaborará y publicará el “Manual para comunicadores sobre manejo del tema migratorio en los medios de comunicación” que será distribuido a quienes protagonizan los medios de difusión de información.     Por Jessica Mordechay Relaciones Públicas y Medios Sociales

Tendencias globales del desplazamiento forzado

Martes, 30 Julio 2019
Las situaciones de conflicto, persecución, violencia o violaciones a los derechos humanos que se vive en diferentes regiones del mundo llevan a millones de personas a huir forzosa y repentinamente de su tierra natal o su residencia habitual hacia un destino generalmente desconocido e incierto. Dejan sus pertenencias, familias, culturas. A veces, pierden sus vidas en el trayecto. Niños, niñas y adolescentes se vuelven huérfanos por la muerte de sus padres antes de su huida o durante el trayecto de escape. La Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), establecida el 14 de diciembre de 1950 por la Asamblea General de las Naciones Unidas con el mandato de apoyar a los Estados y coordinar la acción internacional para la protección de los refugiados a nivel mundial, presenta cada año la realidad de los desplazamientos forzosos a través de su informe anual Tendencias Globales sobre el desplazamiento forzado[1]. La versión más reciente publicada el pasado mes de junio, en ocasión del Día Mundial de los Refugiados, puntualizó que se producen 37,000 nuevos desplazamientos cada día; es decir, que 2,3 millones de personas han sido desplazadas forzosamente en el año 2018 para un total nunca visto de más de 70 millones de personas desplazadas en el mundo. Los 70,8 millones de personas incluidos en el informe Tendencias Globales sobre el desplazamiento forzado están integrados por tres grandes grupos. El primero es el de las personas refugiadas, es decir, aquellas que han tenido que huir de su país por causa de los conflictos, la guerra o la persecución. En 2018, el número de refugiados en el mundo alcanzó los 25,9 millones de personas, medio millón más que el año anterior. Esta cifra contiene los cinco millones y medio de refugiados palestinos bajo el mandato de la Agencia de Naciones Unidas para la Población Refugiada de Palestina en Oriente Próximo (UNRWA, por sus siglas en inglés). El segundo grupo es el de los solicitantes de asilo, es decir, las personas que se encuentran fuera de su país de origen y reciben protección internacional, pero están a la espera de una resolución sobre su solicitud de la condición de refugiado. A finales de 2018 había 3,5 millones de solicitantes de asilo en todo el mundo. El tercer grupo, y más numeroso, con 41,3 millones de personas, lo forman aquellas personas desplazadas a otras zonas dentro de sus propios países, denominadas habitualmente como desplazados internos. La situación más latente del continente americano es la crisis en Venezuela. Conforme a las estadísticas publicadas por el ACNUR de conjunto con la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), cuatro millones de nacionales venezolanos han salido de su país a consecuencia de la crisis, convirtiéndose en el país de origen de mayor cantidad de solicitantes de asilo en el año 2018.   Tendencias Globales 2018 datos sobre refugiados que hay que saber Niños y niñas En 2018, uno de cada dos refugiados era un niño o niña. Muchos de ellos (111, 000) se encontraban solos o sin sus familias. Menores de cinco  años Uganda, por ejemplo, registró 2,800 niños y niñas refugiados menores de cinco años solos o separados de sus familias Entornos urbanos Cada vez son más las personas refugiadas que viven en ciudades (61%), en lugar de zonas rurales o campamentos de refugiados. Países ricos y pobres Los países de ingresos altos acogen de media a 2.7 refugiados por cada mil habitantes; los países de ingresos medios o bajos, a 5.8, y los países más pobres acogen a un tercio de todos los refugiados del mundo. Ubicación Cerca del 80% de los refugiados viven en países vecinos a sus países de origen. Duración Prácticamente 4 de cada 5 refugiados han permanecido en situación de desplazamiento durante al menos cinco años. Uno de cada cinco ha estado en situación de desplazamiento desde hace al menos 20 años. Nuevos solicitantes de asilo En 2018, el mayor número de nuevas solicitudes de asilo correspondió a venezolanos (341,800). Probabilidad La proporción de personas en el mundo que son refugiadas, solicitantes de asilo o desplazadas internas se elevó en 2018 a 1 de cada 108 personas. Hace diez años, la proporción era de 1 de cada 160.            Sin embargo, solamente diez países acogen el 60 % de las personas refugiadas del mundo. Turquía por si solo recibe a 3,5 millones de personas refugiadas, siendo el mayor recetor de refugiados. En Líbano, una de cada seis personas es refugiada; y en Jordania, una de cada catorce. Además, la gran mayoría de las personas refugiadas del mundo (85 %) vive en países en desarrollo que enfrentan sus propios desafíos económicos y de desarrollo. Frente a tan acentuada situación de desplazamiento forzoso a nivel mundial, el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, Filippo Gandi, dijo que “ahora más que nunca, ayudar a los refugiados debe ser una responsabilidad global y compartida” con la finalidad de brindar soluciones duraderas a las personas refugiadas. El ACNUR elaboró con diversos actores estatales y no estatales el Pacto Mundial para los Refugiados, por medio del cual ha llamado la atención de la comunidad internacional sobre importantes pasos que se pueden dar: Aliviar las presiones sobre los países que acogen un gran número de personas refugiadas; Mejorar la autosuficiencia de las personas refugiadas; Expandir el acceso a soluciones en terceros países (por ejemplo, reasentamiento y vías complementarias de admisión), y Fortalecer las condiciones en los países de origen que les permita a las personas refugiadas retornar en forma segura y digna. El desplazamiento global continúa creciendo a un ritmo superior a la velocidad con que se encuentran soluciones para las personas que han sufrido desplazamiento y para las causas de esos desplazamientos. En el caso de las personas refugiadas, la mejor solución es poder regresar a sus hogares de manera voluntaria y en condiciones dignas y seguras. Otras soluciones son la integración en la comunidad de acogida o el reasentamiento en un tercer país. Sin embargo, tan solo 92.400 refugiados fueron reasentados en 2018, es decir, menos del 7 % del total de personas a la espera de su reasentamiento. Además, unos 593.800 refugiados pudieron retornar a sus hogares y otros 62.600 se nacionalizaron. Por ello, la invitación a todos es de posicionarse #ConLosRefugiados y proponer acciones concretas para salvar vidas y construir mejores futuros para millones de personas obligadas a abandonar su hogar. Los países y comunidades de acogida que se ven llamadas a responder a ese desafío, así como las poblaciones forzadas a desplazarse, tienen en la oficina del ACNUR un aliado para la construcción de una política de hospitalidad.   División de Comunicación Instituto Nacional de Migración [1]Informe Tendencias Globales sobre el Desplazamiento Forzado fue publicado el 20/06/2019, con datos compartidos por los Estados y oficinas del ACNUR hasta diciembre de 2018. Informe completo disponible en: https://www.acnur.org/stats/globaltrends/5d09c37c4/tendencias-globales-de-desplazamiento-forzado-en-2018.html

20 de junio, Día Mundial de los Refugiados: Mi experiencia como refugiado en República Dominicana

Martes, 30 Julio 2019
A finales de la década de los años 70 fui obligado a dejar mi país para buscar asilo en República Dominicana. Fueron tiempos difíciles. Llegar al país vecino, pero absolutamente extraño a nuestra cultura. Sin los conocimientos básicos para sobrevivir en un territorio ajeno (por ejemplo, el idioma), la posibilidad de conseguir un empleo era prácticamente inexistente. Aun así, tuve que lanzarme a la búsqueda de opciones para sobrevivir. Siendo miembro de la Fuerzas Armadas Haitianas, en mi condición de técnico en enfermería, estuve asignado al Hospital Militar de Puerto Príncipe, donde prestaba servicio. Era un momento duro del régimen de los Duvaliers. Las tensiones políticas iban en aumento. Otros compañeros de mi promoción cayeron en desgracia con el régimen, unos fueron apresados y otros se escaparon al exilio a diferentes países. Un grupo de militares jóvenes tuvimos que salir del país, porque éramos fichados como “militares inquietos”. Al verme próximo a correr la suerte de mis compañeros, no espere lo peor y decidí marcharme hacia el primer territorio donde pudiera resguardar mi integridad física: República Dominicana. ¿Cómo llego a ser refugiado? Cuando llegué a territorio dominicano, no tenía la más mínima idea de qué hacer. Muchos compatriotas haitianos, que huyeron del régimen de Duvalier, vivían como refugiados, protegidos por el Gobierno dominicano. Estos fueron mis primeros asesores y orientadores. Nos acercamos a estos líderes y les contamos nuestra experiencia. Me recomendaron acercarme a la institución que dirigía el programa del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), Caritas Dominicana. Al ponerme en contacto con esta entidad de la Iglesia católica, contraparte del ACNUR, inicié los trámites para el reconocimiento de mi condición de refugiado. Al cabo de cierto tiempo fuimos favorecidos con el reconocimiento de dicha condición. Entonces, el acceso al sistema de asilo no era una tarea fácil. El Estado no contaba con una agencia gubernamental para procesar las solicitudes. Cuando Caritas identificaba algunos casos, tenía que esperar la visita de un oficial del ACNUR, que presentaba el caso a la Cancillería que daba el veredicto y canalizaba los documentos de identificación. Algunos avances En la época que ingresé a este país y como estamos hoy en materia de refugiados, hemos avanzado mucho. A diferencia de mi llegada, hoy existe una sociedad civil que monitorea los derechos humanos, incluyendo los derechos de los refugiados. Poco a poco la República Dominicana está construyendo su marco legal al pasar por la adopción del Convenio de 1951 y el Protocolo de 1967 sobre Refugiados, la creación de la Comisión Nacional para los Refugiados (CONARE) mediante el Decreto 1569 del 15 de diciembre de 1983 y su Reglamento mediante el Decreto 2330 de 1984. La actual administración de la República Dominicana está impulsando un proyecto de Ley sobre Refugiados. Estos pasos están orientados a fortalecer la institución del asilo en el país.   No sé con exactitud cuántos refugiados (de nacionalidad haitiana) existen en la actualidad en República Dominicana. Algunos de ellos suelen visitar la Fundación que dirijo. Sabemos de varios que viven en la zona de los Alcarrizos y Palmarejo.   ¿Mi estatus en República Dominicana hoy?   En la actualidad, soy una persona integrada en la República Dominicana. Cuento con un Permiso de Residencia Definitiva. Tengo más de 30 años de casado con una mujer dominicana y tengo varios hijos nacionales dominicanos.   Este ha sido un gran país que me dio la oportunidad de estudiar y graduarme de médico. Por más de 25 años he realizado trabajo en las áreas sociales de la medicina que me ha permitido salvar muchas vidas en el país. La experiencia de ser refugiado ha sido dolorosa en principio, pero con el paso del tiempo pude encontrar la paz y tranquilidad que se me dificultó en mi país de origen, Haití.   Ensayo de Joseph Cherubin Diplomado en Derecho de Asilo y el Estatuto de Persona Refugiada  

Retos y desafíos en la atención a los procesos de desplazamientos internos de tipo forzoso

Martes, 30 Julio 2019
La protección de los refugiados abarca un amplio campo de actividades. Comienza, o más bien debería comenzar, inmediatamente después de que el refugiado haya cruzado la frontera de su país hacia un país de asilo, empezando por determinar si este se encuentra dentro del mandato de las Naciones Unidas y es "elegible" para los beneficios de la Convención sobre el Estatuto de los Refugiados de 1951[1] y su Protocolo de 1967[2]. Según el informe del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) de 2017 titulado Tendencias globales, existen alrededor de 68,5 millones de desplazados por la fuerza en el mundo, 25.4 millones de refugiados, 40 millones de desplazados internos, 19.9 millones de refugiados bajo el mandato de ACNUR, 5.4 millones de refugiados palestinos bajo el mandato de UNRWA[3] y más de 3,1 millones de solicitantes de asilo[4], números cuya tendencia es impulsada al alza por fenómenos políticos, sociales, económicos y naturales. En los datos antes mencionados se puede ver qué el número de desplazados internos asciende a casi el doble de quienes se ven obligados a huir de su país. Por lo tanto, entre los debates actuales sobre el asilo, nuestra intención es visibilizar los retos que esta situación representa, y abarcar los puntos de vista sobre la relación entre los esfuerzos por generar mayores espacios de acción a nivel internacional y las posibilidades de establecer un patrón de trabajo capaz de sostenerse en el tiempo. Desplazados internos El fenómeno del desplazamiento interno ha estado presente a lo largo de la historia de la humanidad. Sin embargo, cuando nos referimos a los debates relacionados con la agenda internacional, debemos decir que este tema no fue contemplado hasta la última década del siglo XX debido a varios fenómenos como el número de desplazados internos y el nacimiento de medios de comunicación de alcance global al final de la Guerra Fría. Las condiciones de los desplazados forzados se constituyen en algunos casos en un problema político y de seguridad que requiere atención internacional, debido a que puede suponer causa de inestabilidad no solo para los Estados afectados, sino también para los países colindantes con un impacto en la estabilidad regional. En el caso específico de las personas desplazadas internamente (PDI), debemos decir que estos son individuos "o grupos de personas que han sido forzadas u obligadas a huir o abandonar sus hogares o lugares de residencia habitual, en particular como resultado de situaciones de conflicto armado o para evitarlos, por causa de violencia generalizada, violaciones de derechos humanos, desastres naturales o causados por el hombre, y que no hayan cruzado una frontera estatal reconocida internacionalmente”(Principios rectores de los desplazamientos internos, 1998).[5] Es importante destacar referente a la protección internacional, que el mandato inicial del ACNUR no contiene de manera específica a los desplazados internos, puesto que estos no han cruzado fronteras internacionales en búsqueda de asilo en otra nación diferente a la propia, aunque en muchas ocasiones huyen por motivos similares a los de los refugiados, donde podemos ver casos de violencia generalizada, guerra, transgresiones a los derechos humanos, entre otros. Los desplazados internos permanecen desde el punto de vista legal bajo la protección de su gobierno, que constituye en ocasiones la causa de su huida. De acuerdo con la Convención sobre el Estatuto de los Refugiados de 1951, un "refugiado" es una persona que "[…] debido a fundados temores de ser perseguida por motivos de raza, religión, nacionalidad, pertenencia a determinado grupo social u opiniones políticas, se encuentre fuera del país de su nacionalidad y no pueda o, a causa de dichos temores, no quiera acogerse a la protección de tal país; o que, careciendo de nacionalidad y hallándose, a consecuencia de tales acontecimientos, fuera del país donde antes tuviera su residencia habitual, no pueda o, a causa de dichos temores, no quiera regresar a él".[6] Un requisito crucial para ser considerado "refugiado" es cruzar una frontera internacional, por lo tanto, las personas desplazadas de sus hogares por la fuerza que no pueden o eligen no cruzar una frontera no se consideran refugiados, incluso si comparten muchas de las mismas circunstancias y desafíos que aquellos que sí lo hacen. Es importante visibilizar este fenómeno puesto que, a diferencia de los refugiados, los desplazados internos no tienen un estatus especial en el derecho internacional, sin derechos específicos de acuerdo con su situación, más allá de algunas directrices y buenas prácticas, al ser el propio término de "persona internamente desplazada" uno puramente descriptivo. A pesar de esta seria limitante, producto de su experiencia acumulada en materia de desplazamiento, el ACNUR apoya, a petición del Estado afectado, los esfuerzos para garantizar la protección de los desplazados internos víctimas de un conflicto, el suministro de refugios de emergencia a estas poblaciones y la coordinación y gestión de los campamentos, y contribuye a la conservación de los derechos humanos de la población afectada, incluidos los principios del derecho internacional humanitario. Esfuerzos multilaterales por abordar el tema En 1997, el Secretario General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), presentó una agenda de trabajo que contenía pautas para la consolidación del rol de Coordinador de Ayuda de Emergencia (ERC), dentro de las cuales se encontraba el importante tema del desplazamiento interno. Se puede decir que, desde la introducción de esta agenda, la Tercera Comisión de las Naciones Unidas ha destacado regularmente el "papel central del ERC para la coordinación, protección y asistencia” a los desplazados internos (A / RES / 70/165), lo cual constituye un avance importante, puesto que ninguna agencia de las Naciones Unidas es formalmente responsable de estos. El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), así como muchas Organizaciones No Gubernamentales (ONG), tienen un papel esencial en la prestación de asistencia y protección a los desplazados internos en una variedad de contextos. Operacionalmente, el ACNUR, como líder del Clúster de Protección Global, ha encabezado la protección de los desplazados internos afectados por conflictos. En este caso funciona de la siguiente manera: El Coordinador Residente de un país, que generalmente está designado como su Coordinador Humanitario (RC / HC) durante una crisis humanitaria, tiene un papel importante que desempeñar para garantizar una respuesta humanitaria integral al desplazamiento interno. El Centro de Monitoreo de Desplazamientos Internos (IDMC, por sus siglas en inglés) y el Servicio de Perfiles de Desplazados Internos (JIPS, por sus siglas en inglés) brindan experiencia y datos esenciales sobre situaciones de desplazamiento interno. El Relator Especial sobre los Derechos Humanos de los Desplazados Internos trabaja para promover los derechos humanos de estos en el sistema de las Naciones Unidas y realiza actividades de promoción ante los Gobiernos y las principales partes interesadas. La Oficina de la ONU para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA), la cual es una dependencia del Secretariado General de las Naciones Unidas, fue instaurada en diciembre de 1991 bajo la Resolución 46/182 de la Asamblea General. Esta oficina trabaja en estrecha colaboración con los órganos del Consejo de Seguridad, el ACNUR, el PNUD, el Relator Especial sobre los Derechos Humanos de los Desplazados Internos, los organismos del IASC[7] relacionados con la protección y las organizaciones de la Secretaría de las Naciones Unidas para promover la protección y asistencia de los desplazados internos. Un avance importante se dio con la resolución de 2017 sobre la protección y asistencia para los desplazados internos[8], donde la Asamblea General de las Naciones Unidas convocó a los Estados, las entidades de las Naciones Unidas, el Relator Especial sobre los Derechos Humanos de los Desplazados Internos, las organizaciones regionales, las instituciones nacionales de derechos humanos, las ONG y otras partes interesadas para celebrar el 20 aniversario de los Principios Rectores de los Desplazamientos Internos (en adelante, los Principios Rectores) en 2018. Por último, la OCHA está trabajando con sus socios en implementar el Plan de Acción GP20 (2018-2020) para el progreso de la prevención, la protección y la búsqueda de soluciones duraderas para los desplazados internos, donde los miembros del Comité Directivo conformado por ACNUR, ONU OCHA, OIM, PNUD, Christian Aid, DRC[9], IDMC, NRC[10], JIPS, los Estados Miembros, Organizaciones No Gubernamentales y sus consorcios, se focalizan en dar respuesta a las principales prioridades del Plan al generar una agenda de trabajo coordinada que con anterioridad no existía, lo cual representa un importante avance. Conclusiones Dentro del marco de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible se incorporaron los problemas de desplazamiento interno en sus 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), incluyendo este grupo de manera específica como uno de tipo vulnerable. Esto marca un punto importante de inflexión que busca abordar el problema desde la prevención de las causas que originan el desplazamiento, mejorar las condiciones de vida de las personas que ya han sido desplazadas y enfocar un compromiso de acción más coherente, inclusivo y estratégico entre los actores involucrados y los afectados por el desplazamiento. Los esfuerzos del sistema de Naciones Unidas se dirigen hacia la concreción de planes de acción multisectoriales, y apuntan al apoyo de iniciativas a nivel nacional en torno a cuatro prioridades: desarrollar la contribución de los desplazados internos en los procesos que los afectan; apoyar a los estados para que elaboren y ejecuten leyes y políticas sobre el desplazamiento interno; mejorar los sistemas de recolección de datos y sus análisis y, por último, trabajar en soluciones de tipo duradera para aquellas situaciones prolongadas de desplazamiento interno. Ensayo de Jonathan Palatz y Tzuzzy Sanó Diplomado en Derecho de Asilo y el Estatuto de Persona Refugiada   Bibliografía Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados. La Convención de 1951. En: https://www.acnur.org/la-convencion-de-1951.html Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados. Refugee Problems and their Solutions. En: https://www.unhcr.org/admin/hcspeeches/3ae68fb918/refugee-problems-solutions-address-dr-gerrit-jan-van-heuven-goedhart-united.html Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (2017). Tendencias globales. En: https://www.acnur.org/5b2956a04.pdf Cauchi, D. Why the asylum seeker debate is missing the point, en http://diasporaaction.org.au/blogs/why-asylum-seeker-debate-missing-point/ Centro de Monitoreo de Desplazamiento Interno (IDMC). Internal Displacement, en http://www.internal-displacement.org/internal-displacement Cohen, R. (2006). Key Policy Debates in the Internal Displacement Field, en https://www.brookings.edu/on-the-record/key-policy-debates-in-the-internal-displacement-field/ Convención sobre el Estatuto de los Refugiados de 1951, en https://www.acnur.org/5b0766944.pdf Oficina de Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios. (1998). Guiding Principles on Internal Displacement. En: http://www.internal-displacement.org/publications/ocha-guiding-principles-on-internal-displacement Oficina de Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios. Internal Displacement. En: https://www.unocha.org/es/themes/internal-displacement Organización Mundial de la Salud (2016). World Refugee Day, en https://www.who.int/life-course/news/events/world-refugee-day/en/ Plan de Acción GP20, 2018-2020 (2018), en http://www.globalprotectioncluster.org/_assets/files/unhcr-gp20-plan_of_action-a5-esp-screen.pdf Protocolo sobre el Estatuto de los Refugiados de 1967, en https://www.acnur.org/5b076dcd4.pdf Protección y Asistencia para los Desplazados Internos, en https://www.refworld.org.es/pdfid/5a9f096d5.pdf Alto Comisionado de las Naciones Unidas (ACNUR). Desplazamiento forzado, en https://www.acnur.org/noticias/stories/2018/6/5b2922254/desplazamiento-forzado-alcanza-el-record-de-685-millones.   [1] Convención sobre el Estatuto de los Refugiados de 1951. En https://www.acnur.org/5b0766944.pdf [2] Protocolo sobre el Estatuto de los Refugiados de 1967. En: https://www.acnur.org/5b076dcd4.pdf [3] Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados de Palestina en Oriente Próximo. [4] ACNUR (2017). Tendencias globales. En: https://www.acnur.org/5b2956a04.pdf [5] Guiding Principles on Internal Displacement (UN, 1998), en http://www.internal-displacement.org/publications/ocha-guiding-principles-on-internal-displacement [6] Convención sobre el Estatuto de los Refugiados de 1951, en https://www.acnur.org/5b0766944.pdf [7] Comité Permanente entre Organismos. [8] Protección y Asistencia para los Desplazados Internos, en https://www.refworld.org.es/pdfid/5a9f096d5.pdf [9] Christian Aid in the Democratic Republic of Congo. [10] Consejo Noruego para Refugiados.

Una mirada de la Comunicación para el Desarrollo al Derecho Internacional de los Refugiados

Martes, 30 Julio 2019
Este 20 de junio de 2019 se suman casi dos décadas desde que en el planeta se celebra el Día Mundial de los Refugiados, fecha que busca sensibilizar y visibilizar desde lo comunicacional y mediático la situación de millones de Refugiados en el mundo. En sí, es un aspecto de carácter mundial que encierra las consecuencias de conflictos o calamidades y convierte a territorios enteros en máquinas expulsoras de personas. Aun cuando la movilidad humana es constante y tan antigua como las civilizaciones mismas, son estos conflictos y/o calamidades las que abren compuertas, encienden alarmas y presentan desafíos a la movilidad humana abrupta, vulnerable y no planificada. El término de la Segunda Guerra Mundial y la posterior activación de la Convención de 1951 sobre Estatutos de Refugiados[1], así como el Protocolo de 1967[2], fijaron un modo de regulación universal sobre un fenómeno que para el contexto de ese tiempo se creía sería temporal y finito, para luego adecuarse en espacio-tiempo a mecanismos más amplios e indeterminados. La Convención del 51, aún con certera vigencia, colocó en el ojo histórico universal la definición de persona refugiada[3] haciendo referencia a aquel ser humano que en un momento determinado necesitaba de la protección de las Naciones Unidas, vale decir, lo que se conoce hoy como Protección Internacional[4]. Para entender estos instrumentos internacionales desde la perspectiva civil o del ciudadano/a común, se hace imperativo conocer sus principios y objetivos centrales, con un enfoque cotidiano y práctico que llegue a las personas que son de interés para ellos, incluso a todos y todas, porque nadie sabe ni se imagina cuándo le tocará ser un refugiado o refugiada. En sus contenidos expresan un significativo número de posibilidades y accesos a derechos basados en principios de protección, definición de quién es o no elegible para dicha protección, así como los mecanismos de exclusión para aquella persona que no la merece o de cesación para quien ya no la necesita; es decir, es amplia en su dimensión y alcance a la hora de otorgarla. Estos instrumentos internacionales que consagran y conforman el Derecho Internacional de los Refugiados están bien concebidos desde otros instrumentos tanto anteriores como posteriores a la entrada en vigor de estos, y que son contemplados para todos y todas por igual cuando se sobrevienen hechos o circunstancias que atentan contra la vida y libertades fundamentales del “Ser Humano”. Cuando una persona o grupo sale o huye de su país de origen o residencia habitual, muchos o una gran mayoría lo hacen sin contar con estos principios y derechos que consagra la Protección Internacional, no importa condición económica, educativa, social de la persona o grupo, la gran realidad es que se convierten en refugiados sin saberlo o imaginarlo. Es en este punto donde los instrumentos y quienes se encargan de operarlos deben, más que activarse como de hecho lo hacen, avivar y concentrar la información hacia ellos y no sobre ellos o de manera muy general. Hay cifras actualizadas sobre cuántos hay, pero no todos los refugiados y refugiadas saben plenamente que lo son. Su situación particular no les da acceso a saber si entran o no en la definición, y es que muchas veces no da tiempo de saberlo. La campaña debe ser permanente; la información debe ser masiva e instrumentada; los instrumentos deben ser abordados desde muchos ámbitos; todos y todas deben saber quiénes y por qué son refugiados o refugiadas, pues nadie sabe cuándo le tocará serlo. Las inquietudes, que por lo general surgen solo cuando ocurre el conflicto, pueden fácilmente abordarse con los grandes movimientos de datos que existen. Es desde la Comunicación para el Desarrollo como herramienta, que puede enfocarse esta situación y enderezar el barco de desinformación que en muchas ocasiones se encuentra a la deriva. Partiendo del concepto más general de la Comunicación para el Desarrollo[5], decimos que esta herramienta les da propósito a los procesos de información continua, aporta de manera previa, concreta procesos de asimilación de información incluso antes de que surja la necesidad de protección. La intención es que, si se está en el escenario, los procesos de identificación sean más proactivos y la DCR sea más expedita y transparente. Es importante expresar que, haciendo uso de las herramientas de comunicación con enfoque de desarrollo, se puede elevar una cultura de información, más directa, previa, clara, para visibilizar de manera real los instrumentos internacionales de protección en este caso para refugiados y refugiadas, y empoderarlos de forma más efectiva. Las posibilidades crecen en la medida que las personas tengan mayor conocimiento y sensibilidad de lo que pueden solicitar, se haría más cercana y certera la necesidad de buscar y recibir protección internacional, bajo la condición de refugiado o refugiada o solicitante de asilo, pues existe y están a disposición amplias conquistas en el Derecho Internacional. En definitiva y como punto de reinicio, comunicar con propósito y previamente es una buena práctica para lograr mejores resultados cuando las personas se empoderen del Derecho que le asiste en el momento que les toca convertirse en un refugiado o refugiada.   Ensayo de Gilna Caldera Diplomado en Derecho de Asilo y el Estatuto de Persona Refugiada   [1] Convención de 1951 sobre Estatutos de Refugiados. Anexo III, p. 51. Manual y directrices sobre procedimientos y criterios para determinar la condición de refugiados. Edición de diciembre 2018. ACNUR. [2] Protocolo de 1967. Anexo III, p. 73. Manual y directrices sobre procedimientos y criterios para determinar la condición de refugiados. Edición de diciembre 2018. ACNUR. [3] Capítulo I. Disposiciones Generales, Art. 1, p. 52. Manual y directrices sobre procedimientos y criterios para determinar la condición de refugiados. Edición de diciembre 2018. ACNUR. [4] https://eacnur.org/blog/proteccion-internacional-la-esperanza-de-millones-de-personas/   [5] http://www.unesco.org/new/fileadmin/MULTIMEDIA/HQ/CI/CI/pdf/communication_form _development_oslo_c4d_pda_es.pdf