Noticias

Reflexiones en torno torno al Día Internacional de la Mujer*

Lunes, 19 Marzo 2018
 La llegada del Día Internacional de la Mujer siempre me trae la necesidad de reflexionar sobre el tema de la equidad de género.  Cada 8 de Marzo, los discursos enaltecedores de la labor de la mujer, y los diplomas, reconocimientos y medallas lucen más y más repetitivos, y sin contenidos que demuestren los compromisos reales asumidos por los Estados en el concierto internacional.  Mientras que algunas personas consideran que el Día Internacional de la Mujer es una oportunidad para enviar felicitaciones, otras aprovechan para hacer un buen negocio publicitando sus ofertas comerciales; y, en otros casos, usualmente el de las instituciones gubernamentales y empresas, es suficiente con pagar un espacio en una página de un periódico de circulación nacional y redactar un discurso de loor a las virtudes de la mujer. Sin embargo, para otros –entre los que me incluyo– es una oportunidad para revisar los avances logrados en nuestra sociedad, luego de los compromisos asumidos por el país a nivel internacional y, al mismo tiempo, pasar revista a lo que nos falta para lograr de manera completa la equidad de género.  Los compromisos asumidos por los Estados, desde un extremo a otro del planeta, instan a multiplicar la participación de la mujer y su liderazgo para obtener seguridad y estabilidad en las regiones en conflicto; y, de igual modo, erradicar la violencia contra la mujer y los feminicidios, que tantas muertes y traumas familiares han traído, incluyendo a niños y niñas dejados en orfandad.  También la dimensión de asegurar la equidad de género implica eliminar las barreras que obstaculizan en las áreas del  empleo, la educación y  la salud los derechos sexuales y reproductivos, y el acceso a la justicia y a la participación política y de toma de decisiones en igualdad y proporcionalidad.   Derribar los roles y los estereotipos a los que estamos acostumbrados es, ciertamente, una labor inmensa que implica una acción constante.  Pero bien vale la pena, si más temprano que tarde conseguimos cerrar la brecha o distancias de género en nuestra sociedad. De qué nos sirven los diplomas, condecoraciones y medallas cada Día Internacional de la Mujer si al final estos reconocimientos quedarán como un bonito recuerdo colgado en la pared, o guardado en una gaveta del hogar para circunstancial deleite nuestro y de nuestros familiares. Nos sirve saber, en cambio, que hemos contribuido en el marco de nuestro accionar político a edificar una sociedad que respeta sus leyes, plena de valores, de principios, de hombres y mujeres que van de la mano en la toma de decisiones que importan a su comunidad, y que se respetan mutuamente. Resulta imposible aceptar que de milenio en milenio y de agendas en agendas se posponga en todo el mundo este examen del derecho de la mujer a la igualdad. No dejemos esta responsabilidad únicamente a las futuras generaciones, porque esa es nuestra tarea. *Extracto de artículos publicados por la Dra. Florinda Rojas en su blog, en diferentes años, con motivo del Día Internacional de la Mujer. Por Florinda Rojas Directora ejecutiva Instituto Nacional de Migración de la República Dominicana

Índice de Gobernanza Migratoria de República Dominicana (IGMRD -2017)

Miércoles, 14 Marzo 2018
En este 2018 se cumplen diez años del lanzamiento del proyecto Índice de Gobernanza Mundial (IGM) iniciado en el Foro por una nueva Gobernanza Mundial (FnGM), con el objetivo de tener al alcance un instrumento que involucre a todas las personas atañidas a la gobernanza, sus problemas y soluciones a través de la analítica colectiva y una operación democrática y eficaz. En ese sentido, en febrero de este año el Ministerio de Relaciones Exteriores (MIREX) y la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) presentaron para República Dominicana el Índice de Gobernanza Migratoria (IGMRD-2017) y el Plan Nacional de Acción de la Comisión Técnica Interinstitucional en Asuntos Migratorios (CTIAM). Este último “busca la articulación interinstitucional de los procesos relativos a la migración, tomando en cuenta los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y las líneas de acción establecidas en la Estrategia Nacional de Desarrollo (END-2030) del país”, de acuerdo al MIREX. Asimismo, señala que dentro de los beneficios para el país a raíz de la medición del IGMRD-2017 están: Proveer un instrumento objetivo que otorgue un marco de referencia sobre cómo agregar valor a los procesos de movilidad humana a través de políticas cohesivas y coherentes, bien planificadas y gestionadas. Efectuar una evaluación objetiva de la situación del país en materia migratoria que permita obtener los medios para identificar y clasificar las áreas de trabajo. Coadyuvar a la implementación de programas autónomos secuenciales basados en datos concretos, que apoyen la continuidad y perspectiva a largo plazo de la gestión migratoria. Contar con un instrumento estadístico que permita medir el progreso y alcance de metas relativas a los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) afectados directa o indirectamente por la migración. Contribuir a aumentar la capacidad de influencia de República Dominicana ante las negociaciones relativas a los fenómenos migratorios. En el acto celebrado en el Centro de Convenciones de MIREX se dio a conocer que el país obtuvo una puntuación por encima de siete puntos sobre diez en la aplicación de sus políticas migratorias, teniendo como referencia los años 2013 y 2017. El IGMRD-2017 también demostró los mayores avances en la capacidad legal e institucional del Gobierno dominicano para garantizar el bienestar socioeconómico de los migrantes. Mientras que recomienda el fortalecimiento en las áreas relacionadas con los sistemas de reconocimiento de labores y cualificaciones, así como las remesas de los migrantes, temas que ya están incluidos en el Plan Nacional de Acción de la Comisión Técnica Interinstitucional en Asuntos Migratorios (CTIAM), entidad constituida por la Cancillería y otras 22 instituciones estatales.   Por Jessica Mordechay División de Comunicaciones INM RD

De soñadores, DACA, y el miedo al “eterno retorno”

Miércoles, 14 Marzo 2018
De las medidas migratorias que han sido anunciadas por el Gobierno del presidente estadounidense Donald Trump, la anulación del Programa de Acción Diferida[1] para los Llegados en la Infancia (DACA, por sus siglas en inglés) ha sido, sin duda, una de las más controversiales. DACA fue adoptado en 2012 mediante un decreto del presidente Barak Obama, como una medida de protección temporal para jóvenes inmigrantes en situación irregular. Su terminación es controversial porque supondría la salida de los EE. UU. de cerca de 690,000 jóvenes inmigrantes no autorizados que llegaron a ese país siendo menores de edad y crecieron con escaso o ningún conocimiento sobre sus países de origen. No obstante, este no es el único criterio de elegibilidad para beneficiarse del DACA. Estos jóvenes deben estar vinculados al sistema educativo, no haber sido condenados por delito alguno y no constituir una amenaza para la seguridad nacional o pública. Aunque DACA no proporciona estatus legal permanente a sus beneficiarios, sí constituye un mecanismo de inclusión e integración que les da a estos jóvenes la oportunidad de trabajar, estudiar, pagar impuestos, alimentar la seguridad social, y con ello contribuir a la economía de los EE. UU., y, por qué no, a las de sus países de origen. Conforme a datos del Servicio de Migración y Ciudadanía de los Estados Unidos, el 79.4% del total de beneficiarios de DACA son mexicanos, mientras que actualmente 2,430 jóvenes dominicanos son favorecidos con este programa (0.4%). Un 45% de los beneficiarios de DACA viven en California y Texas, seguido de Illinois (5%), Nueva York (5 %), Florida (4%) y Arizona (4 %) como principales estados de residencia. Según el Pew Research Center,[2] dos tercios de los beneficiarios de DACA tienen 25 años o menos, y el 83% no estaban casados ​​en el momento de su solicitud más reciente. El 44% de ellos ha completado la secundaria, pero no ha cursado estudios superiores, y un 20% aún asiste a la secundaria. Un 18% se encuentra inscrito en la universidad, frente al 20% de sus pares estadounidenses. Las beneficiarias de DACA son más propensas (20% vs. 15%) que sus pares masculinos a cursar estudios universitarios, pero esa desigualdad se agudiza y se invierte cuando se habla de acceso al trabajo (48% vs. 64%). El 55% se encuentra empleado, representando una fuerza laboral de 382,000 trabajadores (0.25 % de todos los trabajadores en EE. UU.). Mientras que el 62% de los que no están trabajando se encuentran en la escuela.[3]  Los beneficiarios de DACA son mucho más proclives que otros jóvenes inmigrantes irregulares a trabajar en puestos administrativos, por lo que este Programa constituye un medio de movilidad profesional y, por ende, social. Los sectores de inserción laboral más comunes son la hostelería, el comercio, la construcción, la educación y los servicios sociales. Esto da una idea sobre cuál podría ser la distribución sectorial futura de otros “soñadores”[4] y su peso en la economía estadounidense. La intención de rescindir DACA ha generado un debate sobre cuál será el curso de la política migratoria estadounidense cuando la disyuntiva esté entre continuar la protección de DACA para los 690,000 beneficiarios actuales o abrir la posibilidad de otorgar la ciudadanía a 2,7 millones de inmigrantes indocumentados a través del DREAM Act. La división entre republicanos y demócratas es tal que la anulación de DACA fue la principal causa del cierre del Gobierno estadounidense en enero de 2018, finalizando solo con la promesa de continuar la protección de unos 800,000 “DREAMers”, como se les llama popularmente. El estatus de protección de 535,600 jóvenes debía rescindir el pasado 5 de marzo de 2018, pero dos demandas judiciales interpuestas por las cortes de los estados de California y Nueva York han imposibilitado el desmonte del programa, y los beneficiarios actuales podrán renovar sus permisos por dos años más. Además, ha impedido que la rescisión pueda suceder tal cual fue planteada por el presidente Trump, lo que de alguna manera significa una derrota política y que aún están vigentes los mecanismos de protección de derechos en los EE. UU. Para los jóvenes dominicanos que se benefician de DACA -como para todos los demás- el futuro es incierto. Solo queda apelar a los mecanismos institucionales y normativos disponibles. El peor de los escenarios parece ser la posibilidad de un retorno a la República Dominicana. Pero, ¿por qué? Antes de contestar esa pregunta es preciso comprender el drama humano que supone regresar a un lugar del que solo se tiene referencia a través de un imaginario colectivo más que personal. El común denominador de las personas que migran en situación irregular en todo el mundo son las distintas vulnerabilidades que enfrentan en sus países de origen, algo que suele agudizarse con la inmigración irregular. La pobreza, la violencia y la falta de oportunidades son algunos de los obstáculos fundamentales que aquellos que emigran buscan sortear, con el sueño de encontrar otra realidad en donde tengan la oportunidad de desarrollar su potencial, vivir en paz y prosperidad.    Es importante que los países de origen asuman la corresponsabilidad y generen programas de vinculación con los jóvenes de primera y segunda generación de migrantes, así como programas de acogida, donde se aproveche el capital social y humano que traen los que retornan. Que la posibilidad de regresar pueda constituirse en un “eterno retorno” a lo conocido y a lo que queda por conocer, a sentirse parte de una construcción social que siempre les ha pertenecido.  Por Farah Paredes, analista de Investigaciones, Departamento de Investigación y Estudios Migratorios (DIEM). Instituto Nacional de Migración de la República Dominicana (INM RD). [1]  La Ley de Inmigración y Nacionalidad de los EE. UU. concede a los oficiales de inmigración una “discreción para abandonar la expulsión de inmigrantes irregulares ‘por razones humanitarias’”. [2] López, G. y Krogstad, J.M (2017). “Key facts about unauthorized immigrants enrolled in DACA”. Pew Research Center. Disponible en: http://www.pewresearch.org/fact-tank/2017/09/25/key-facts-about-unauthorized-immigrants-enrolled-in-daca/ [3]  DATA HUB: Migration Policy Institute (MPI) analysis of U.S. Census Bureau data from the pooled 2010-14 American Community Surveys (ACS) and 2008 Survey of Income and Program Participation (SIPP). Temple University/Pennsylvania State University, Population Research Institute/U.S. Citizenship and Immigration Services (USCIS), “Approximate Active DACA Recipients as of January 31, 2018,". Disponible en: https://www.uscis.gov/sites/default/files/USCIS/Resources/Reports%20and%20Studies/Immigration%20Forms%20Data/All%20Form%20Types/DACA/DACA_Population_Data_Jan_31_2018.pdf                                            [4]  Es importante clarificar que no todos los “soñadores” son beneficiarios de DACA, debido a que no todos cumplen los requerimientos necesarios.

INM RD y UNICARIBE firman acuerdo para formación e investigación en temas migratorios

Miércoles, 28 Febrero 2018
Santo Domingo, R.D. Lunes, 26 de febrero de 2018.- El Instituto Nacional de Migración de la República Dominicana (INM RD) y la Universidad del Caribe (Unicaribe) suscribieron un convenio de colaboración para realizar acciones en conjunto para el desarrollo de formaciones en metodologías de investigación y la elaboración de estudios vinculados con la temática migratoria. El acuerdo está basado en la producción de información y conocimiento relacionados con la emigración y la inmigración en la República Dominicana, y la formación y promoción de los derechos humanos de los migrantes. “Para impulsar políticas vinculadas con la gestión migratoria se requiere de la cooperación directa e intercambio permanente con entidades académicas a nivel nacional e internacional, que permita avanzar en el conocimiento sobre el fenómeno migratorio, los factores que lo afectan y la institucionalidad migratoria. La migración es un fenómeno global que afecta a todas las regiones del planeta, y está vinculado con una multiplicidad de factores políticos, económicos, sociales y culturales, por lo que su estudio debe ser multidisciplinario”, señaló la Dra. Florinda Rojas, directora ejecutiva del INM RD. Dentro del compromiso de las partes se encuentra el desarrollo de acciones de investigación conjunta que proporcionen el apoyo técnico a las iniciativas propuestas por la Universidad, así como la formación a través de la Escuela Nacional de Migración, dirigida a estudiantes, profesores e investigadores de Unicaribe; asimismo, las formaciones conjuntas con otras entidades públicas y privadas, funcionarios públicos y sociedad civil, y la participación en espacios conjuntos de diálogo y concertación, con una perspectiva global, aplicada a la realidad nacional, que permita combatir patrones de discriminación y exclusión, y consolide un discurso colectivo hacia la diversidad, como un valor social y económico. El acuerdo se realizó en coordinación con el director del Centro de Análisis y Estudios Internacionales (CAYEI) de la Universidad del Caribe, profesor Luis González. Dicho centro tiene como objetivo el desarrollo de proyectos de estudios, encuentros pedagógicos e investigativos, y la publicación de compendios, con un enfoque abierto, holístico e interreligioso, para crear una base de datos sobre asuntos internacionales, política exterior y diplomacia de la República Dominicana, entre otros temas afines. El CAYEI está integrado por investigadores de reconocido prestigio, expertos en política exterior, diplomacia, derecho internacional, comercio internacional, migración y negocios internacionales enfocados en el desarrollo económico, social y cultural de la República Dominicana. La firma del acuerdo entre el INM RD y UNICARIBE estuvo encabezada por el rector de este centro de altos estudios, Mtro. José Alejandro Aybar Martín, y la Dra. Florinda Rojas, directora ejecutiva del Instituto Nacional de Migración, con la presencia de funcionarios de la entidad gubernamental y miembros del Consejo Consultivo, vicerrectores/as y maestros de la institución educativa.      

Puesta en circulación del Perfil Migratorio de República Dominicana por el INM RD y la OIM

Viernes, 16 Febrero 2018
Jorge Baca, jefe de misión de la Organización Internacional para las Migraciones; Dra. Florinda Rojas, directora ejecutiva del INM RD y Campos de Moya, presidente de la Asociación de Industrias de la República Dominicana (AIRD). Santo Domingo, R.D.- En ocasión del tercer aniversario del Instituto Nacional de Migración (INM RD) se puso en circulación el primer Perfil Migratorio de República Dominicana 2017, realizado en conjunto con la Organización Internacional para las Migraciones (OIM). La Dra. Florinda Rojas, directora ejecutiva del INM RD realizó las palabras de apertura, seguidas de las del Sr. Jorge Baca, jefe de misión de la OIM en nuestro país. El Sr. Campos de Moya, presidente de la Asociación de Industrias de la República Dominicana, realizó la presentación del libro y ponderó la trascendencia de esta importante publicación para el país y la región. El Perfil Migratorio de República Dominicana 2017 constituye un documento esencial,  resultado de la participación amplia y activa del Gobierno dominicano y sus instituciones, de investigadores y académicos especializados en el tema de las migraciones en el país, además de expertos internacionales, quienes dedicaron todos sus esfuerzos para la concreción de este significativo aporte. Durante el encuentro, la Dra. Florida Rojas, directora ejecutiva del INM RD, resaltó  que “[…] de los múltiples objetivos alcanzados el más importante ha sido la entrega de estos resultados de investigación que constituye una contribución sin precedentes tanto para las instituciones públicas como para los organismos internacionales, las entidades de la sociedad civil y la comunidad académica interesada en producir conocimientos acerca del tema migratorio por el conjunto de informaciones, datos, análisis, comparaciones, retos, proyecciones y propuestas que aporta en temáticas relacionadas con las causas de la migración internacional, emigración, inmigración y migración interna, y su relación con el desarrollo económico, el empleo y el mercado de trabajo, la salud, el medio ambiente y otros. Estos cambios en las dinámicas migratorias tienen que ver directamente con la positiva respuesta gubernamental sobre la base de una normativa sólida que ha hecho posible que la República Dominicana cuente con una nueva gobernanza migratoria, otro de los principales resultados obtenidos en los últimos años”. El Sr. Jorge Baca, jefe de misión de la OIM en la República Dominicana, expresó que “El primer Perfil Migratorio también muestra que la migración reciente en la República Dominicana es diferente a la del siglo XX. La inmigración se ha vuelto urbana. En el siglo XX quienes vinieron del campo a la ciudad fueron dominicanos, mientras que ahora quienes llegan a las ciudades son inmigrantes, lo cual nos reta a encontrar salidas al desarrollo rural. La movilidad de corta estadía se ha incrementado de manera importante, pues mientras los inmigrantes, igual que hace un siglo, son cerca del 5.4% de la población que habita en el país, el turismo supera los 6 millones de personas anualmente”. “La población dominicana en el exterior sigue aumentando. La proporción entre emigración e inmigración ya es de 3 dominicanos en el exterior por cada inmigrante en la República Dominicana. Se destaca que ha cambiado la proporción que hoy tienen las generaciones nacidas de estos emigrantes, quienes en su conjunto, migrantes y descendientes,  superan los 2 millones de personas. De los datos de ingresos soportados por estudios citados en el Perfil Migratorio se concluye que la diáspora dominicana supera los 40 mil millones de dólares de ingresos al año. Considerando que el Censo de Población y Vivienda 2010 reporta  2.671,979 hogares, es posible concluir que un número significativo de hogares dominicanos reciben remesas mensualmente. El Ministerio de Economía, Planificación y Desarrollo MEPyD con el Banco Mundial han planteado que el país requiere atraer la capacidad de ahorro, crédito y capital humano de la diáspora hacia la inversión productiva nacional con un impacto en el desarrollo de la República Dominicana”. Por su parte, el Sr. Campos de Moya, al realizar la presentación de la obra, resaltó que “Los hacedores de políticas públicas pueden encontrar en el Perfil Migratorio de la República Dominicana las informaciones suficientes para sus formulaciones, pero también para rectificar, corregir, avanzar”. Los empresarios –dijo– “podemos comprender más y mejor las implicaciones de las migraciones –tanto las emigraciones como las inmigraciones- para el desarrollo económico y productivo, los aportes económicos de los flujos migratorios y los retos sociales”. De Moya enfatizó en su presentación que “También es una preocupación nuestra que los logros señalados puedan detenerse por dinámicas políticas internas. En ese sentido, queremos manifestar al Gobierno nuestro respaldo y, a la vez, nuestra solicitud de que no detenga la profundización de dichos logros, respetando la migración legal, reivindicando con fuerza el derecho que nos compete como Estado a trazar nuestras propias políticas migratorias e implementarlas, fomentando los derechos legítimos de los migrantes”. Se contó con la presencia de los altos representantes de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), la Organización de los Estados Americanos (OEA) y el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), y del cuerpo diplomático radicado en el país, así como de funcionarios de los ministerios de Interior y Policía, Relaciones Internacionales, Administración Pública, Trabajo y Cultura. También se contó con la presencia de investigadores y representantes de la sociedad civil. En el acto se presentó la nueva imagen institucional del INM RD, una figura de origami que representa un ave en pleno vuelo como símbolo de la migración. Clic aquí para fotos del evento.  

Diplomado en Migración Internacional y Gestión Migratoria

Viernes, 16 Febrero 2018
¿Cómo puede la comunidad de funcionarios y servidores públicos realizar una gestión migratoria más efectiva?, ¿quiénes son actualmente los migrantes en el mundo?, ¿cuál es el perfil, desde una perspectiva local, de los migrantes que entran y salen de la República Dominicana?, ¿de qué modo la comprensión de estos temas contribuye a que los servidores públicos de nuestras instituciones interactúen con mayor efectividad con los migrantes hoy día? Estas son algunas de las preguntas que a modo de introducción la Escuela Nacional de Migración (ENM) responderá en la primera edición del Diplomado en Migración Internacional y Gestión Migratoria. Esta importante oportunidad de capacitación se ofrecerá a partir del mes de abril de 2018 en la sede de la Escuela Nacional de Migración. La oferta de este Diplomado es parte de la planificación anual planteada por la ENM de formar y capacitar a los inspectores, inspectoras, oficiales de control migratorio y personal de la Dirección General de Migración (DGM). Por igual, este Diplomado en Migración Internacional y Gestión Migratoria ratifica el firme compromiso asumido por la ENM de presentar oportunidades para fortalecer las competencias del funcionariado público y de dotarlo de herramientas prácticas y actualizadas para gestionar procesos migratorios a nivel operativo con alto grado de eficiencia y profesionalismo. La capacitación que obtendrán los participantes de este primer Diplomado será altamente práctica. Con el apoyo de facilitadores con sólidas experiencias y mediante el uso de recursos concretos tanto en el aula física como la virtual, los asistentes al Diplomado profundizarán sus conocimientos y mejorarán sus destrezas a un ritmo flexible y en un entorno interactivo. El Diplomado, si bien es fundamentalmente dirigido a la DGM, está igualmente abierto a otras entidades del Estado e interesados de la Administración Pública de áreas afines. En 130 horas de formación en una modalidad semipresencial diseñada para satisfacer las necesidades de los participantes, este Diplomado es una propuesta relevante para acceder a una formación personalizada de gran calidad y conectada a la práctica diaria. En la Escuela Nacional de Migración les esperamos y contamos con su apoyo para cumplir desde ya con nuestra misión de aportar a la efectiva gobernanza migratoria en 2018. Para más información contactar al 829 – 893 4200 o e-mail: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. document.getElementById('cloak7499d456cc424f828accf306e91b7742').innerHTML = ''; var prefix = 'ma' + 'il' + 'to'; var path = 'hr' + 'ef' + '='; var addy7499d456cc424f828accf306e91b7742 = 'enm' + '@'; addy7499d456cc424f828accf306e91b7742 = addy7499d456cc424f828accf306e91b7742 + 'INM' + '.' + 'gob' + '.' + 'do'; var addy_text7499d456cc424f828accf306e91b7742 = 'enm' + '@' + 'INM' + '.' + 'gob' + '.' + 'do';document.getElementById('cloak7499d456cc424f828accf306e91b7742').innerHTML += ''+addy_text7499d456cc424f828accf306e91b7742+'';          

Centro de documentación especializado en migración

Viernes, 16 Febrero 2018
En abril de 2016 el Instituto Nacional de Migración de la República Dominicana (INM RD) crea en la Escuela Nacional de Migración (ENM) el Centro de Documentación e Información (CDI) en materia migratoria, como unidad de recursos y servicios de información en el marco de la especialización sobre temas migratorios y otros relacionados. Cuenta con una colección de fondos bibliográficos especializados y actualizados en distintos formatos, tradicionales y digitales, centrados fundamentalmente en migración e inmigración, derechos humanos, frontera, género, documentos falsos, entre otros. El CDI establece relación con otras unidades de información pertenecientes a instituciones afines para el desarrollo de sus servicios y el fortalecimiento de su colección. Tiene como meta para este año que inicia hacer viable el acceso a la información a usuarias y usuarios externos, tanto de la producida por los especialistas del INM RD como por investigadores y expertos internacionales en la materia. El Centro de Documentación apuesta por ser dinámico y eficaz con el objetivo de responder cabalmente a las necesidades de los usuarios y de la comunidad a la que brinda servicio. De manera muy especial el Centro de Documentación e Información, con el objetivo de cumplir su compromiso social, invita a que visiten nuestras instalaciones, no solo a especialistas o estudiosos del tema, sino a todos los interesados(as) en recibir información especializada. Pueden contactarnos por el correo electrónico: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. document.getElementById('cloak3c9f506919c470a9beb2cb0dfa6c05ef').innerHTML = ''; var prefix = 'ma' + 'il' + 'to'; var path = 'hr' + 'ef' + '='; var addy3c9f506919c470a9beb2cb0dfa6c05ef = 'centrodedocumentacion' + '@'; addy3c9f506919c470a9beb2cb0dfa6c05ef = addy3c9f506919c470a9beb2cb0dfa6c05ef + 'inm' + '.' + 'gob' + '.' + 'do'; var addy_text3c9f506919c470a9beb2cb0dfa6c05ef = 'centrodedocumentacion' + '@' + 'inm' + '.' + 'gob' + '.' + 'do';document.getElementById('cloak3c9f506919c470a9beb2cb0dfa6c05ef').innerHTML += ''+addy_text3c9f506919c470a9beb2cb0dfa6c05ef+''; , o realizar una llamada al teléfono 829 - 893- 4200 ext. 313. Con gusto le estaremos facilitando diferentes fuentes de información bibliográfica (libros, publicaciones periódicas, archivos descargables, etc.) que contribuyan a sus investigaciones.          

Cómo los inmigrantes afectan los mercados laborales y cómo las políticas de migración pueden abordar las necesidades actuales y emergentes del mercado laboral

Miércoles, 31 Enero 2018
Viernes, 26 Enero 2018 21:05 Resumen de la intervención de la Dra. Florinda Rojas, directora ejecutiva del Instituto Nacional de Migración de la República Dominicana (INM RD) en la conferencia Cómo contribuyen los inmigrantes a las economías de los países en desarrollo 24-25 de enero de 2018 Centro de conferencias de la OCDE, París Para tener una visión integral sobre la migración laboral en la República Dominicana, debemos observar las principales nacionalidades que la componen. La Primera Encuesta Nacional de Inmigrantes (ENI) realizada en el año 2012 por la Oficina Nacional de Estadística arrojó que en el país residían 524,632 inmigrantes, de estos el 87.3% era de nacionalidad haitiana y el 12.7% de otros países, siendo los principales: Estados Unidos, España, Italia, China y Puerto Rico. De acuerdo con los resultados de la ENI-2012, 6 de cada de 10 inmigrantes se encuentran trabajando en el país. Asimismo, el 45.2% de los encuestados indicó que su motivo para migrar era para encontrar oportunidades de empleo. Teniendo en cuenta que la República Dominicana es país de destino para la migración laboral, es importante que estemos preparados para proteger a los trabajadores migrantes y optimizar los beneficios de este tipo de migración para el Gobierno, las empresas, las comunidades de acogida, así como para los trabajadores migrantes y sus familias. Dado que una de las recomendaciones concretas en el informe de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) presentado en este evento es que: “los países deberían tratar de desarrollar sistemas de gestión de la migración que faciliten la movilidad laboral”, el Instituto Nacional de Migración desea destacar las acciones más importantes adoptadas sobre migración laboral en la República Dominicana: el Diagnóstico sobre el Sistema de Gestión de Migración Laboral realizado por el INM RD en 2017 y el Plan Nacional de Regularización de Extranjeros (PNRE) en 2013. En 2016 el Ministerio de Trabajo solicitó al INM RD realizar un diagnóstico sobre el Sistema de Gestión de Migración Laboral. Este diagnóstico tuvo como objetivo analizar los roles institucionales de las diferentes organizaciones vinculadas a la gestión de la migración laboral para identificar las oportunidades y barreras tanto normativas, como procedimentales y operativas, así como fortalecer las capacidades instaladas y la coordinación interinstitucional. De esta forma se formularon recomendaciones para el fortalecimiento de las capacidades de gestión y colaboración interinstitucional en esta materia, muchas de las cuales han sido adoptadas por las instituciones implementadoras. En adición a este diagnóstico, es menester destacar la gran importancia del Plan Nacional de Regularización de Extranjeros para facilitar la movilidad laboral. La documentación, o falta de ella, es un eje transversal en la integración y los movimientos migratorios regulares, y es clave para el respeto de los derechos laborales. En tal sentido, la indocumentación de la población inmigrante en la República Dominicana es uno de los mayores desafíos para la protección de sus derechos laborales. Los datos de la ENI-2012 indican que solo el 59.8% de los inmigrantes poseen documentos de identidad de su país de origen, mientras que menos de la mitad (26.1%) posee documentos emitidos por el Gobierno dominicano. Para enfrentar esta situación de indocumentación y estatus migratorio irregular de la población migrante en el país, el Gobierno dominicano implementó de 2014 a 2015 un Plan Nacional de Regularización de Extranjeros (PNRE), que contó con un total de 288,467 inscritos, de los cuales 260 mil fueron beneficiarios (más del 90% eran nacionales haitianos). Se les otorgó un estatus migratorio regular por dos años, y en 2017 todos los permisos fueron prorrogados hasta agosto de 2018 para facilitar la renovación de los mismos. El Plan Nacional de Regularización de Extranjeros llevado a cabo en la República Dominicana es sin duda una de las mejores prácticas para la integración de la población migrante en el país. En febrero de 2016 el Gobierno dominicano aprobó el Decreto 96-16 que permite el acceso a la seguridad social de la población extranjera en condición regular, incluyendo a los migrantes beneficiarios del PNRE. Es así que, a partir de octubre de 2016, los trabajadores extranjeros pueden registrarse en el sistema de seguridad social siempre que cuenten con documentación emitida por la Dirección General de Migración o por el Ministerio de Interior y Policía. En marzo de 2017 ya se reportaban inscritos en la seguridad social 14 mil extranjeros. Dentro de las medidas que ha tomado República Dominicana para evaluar las necesidades del mercado laboral se destaca que en 2012 el Gobierno promulgó la Ley 1-12 sobre la Estrategia Nacional de Desarrollo 2030, la cual establece la “Visión de la Nación de Largo Plazo”. El Objetivo Específico que busca “Ordenar los flujos migratorios conforme a las necesidades del desarrollo nacional” tiene una línea de acción que prioriza las políticas públicas para: “Establecer un sistema de cuotas y/o incentivos para permiso temporal o de residencia, que defina la cantidad de inmigrantes requeridos según las demandas del desarrollo nacional”. Le corresponde al Consejo Nacional de Migración, a quien el INM RD asesora, fijar las cuotas para los trabajadores temporeros de acuerdo con las necesidades del mercado laboral, sin embargo, actualmente las cuotas y/o incentivos no han sido fijados. El Instituto Nacional de Migración sugirió que para poder establecer el referido sistema de cuotas es importante realizar un diagnóstico que revele la realidad actual del mercado laboral y la necesidad de mano de obra extranjera, por especialidad y sector. Entre las recomendaciones del diagnóstico del INM RD se señaló la necesidad de reducir la duplicidad de los requisitos en los trámites para la obtención del permiso y visado laboral en atención a las demandas del mercado laboral nacional. A partir de dicha recomendación, el Ministerio de Relaciones Exteriores (MIREX), con el apoyo de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) se encuentra trabajando en la simplificación de los trámites consulares para el visado de trabajo hacia la República Dominicana.   

27 de enero, Día internacional de Conmemoración en Memoria de las Víctimas del Holocausto. La comunidad judía de Sosúa.

Miércoles, 31 Enero 2018
Viernes, 26 Enero 2018 20:54 “Quien olvida su historia está condenado a repetirla" Jorge Agustín Nicolás Ruiz de Santayana y Borrás (filósofo y poeta) El 27 de enero de cada año se rinde tributo a las víctimas del Holocausto, una tragedia sin parangón en la historia de la humanidad. En esta fecha se conmemora la liberación en 1945 de Auschwitz-Birkenau, que incluía campos de concentración y centros de exterminio en Polonia. En este centro murieron asesinados entre 1,5 y 2,5 millones de personas, en su mayoría judíos. Junto al asesinato sistemático de los judíos, entre las víctimas se incluyen millones de personas de otros grupos, como gitanos (romaníes y sinti), discapacitados, opositores políticos, homosexuales y otros.   Desde 1933 las políticas hostiles del Gobierno alemán hacia la comunidad judía empujaron a muchos de ellos a abandonar el país. Las leyes, desde 1935, negaban la ciudadanía alemana a los judíos, les prohibían el matrimonio o relaciones sexuales con personas de “sangre alemana o afín” y suprimían sus derechos civiles y políticos. La historia recoge sucesos vandálicos como la Kristallnacht (La noche de los cristales rotos), donde ante la vista de la policía y otras autoridades fueron quemadas más de 250 sinagogas, destrozados y saqueados 7,000 comercios de judíos, cerca de un centenar fueron asesinados y más de 30,000 fueron enviados a campos de concentración. Ante esta situación se inició un éxodo hacia países que ofrecieran garantías y les acogieran en calidad de refugiados, pero muchos judíos —especialmente alemanes y austríacos— no pudieron obtener sus visas de ingreso a países que, como los Estados Unidos, contaban con numerosas comunidades judías que les ofrecían su apoyo. La visión de que los refugiados eran una carga para el Estado, así como mano de obra que competía con la local, determinaban entre otros factores la falta de apoyo internacional. Para solucionar el drama de los refugiados judíos alemanes, del 6 al 15 de julio de 1938 en la ciudad francesa de Evian se reunieron delegados de treinta y dos países. La finalidad de la reunión fue tratar la situación de los refugiados judíos alemanes para encontrar una solución a largo plazo al problema. Sin embargo, debido a las dificultades económicas, Estados Unidos y la mayoría de los países no estuvieron dispuestos a aceptar más refugiados. La posición dominicana constituyó un caso atípico, ya que mientras el mundo entero aplicaba políticas de inmigración restrictivas, creando barreras contra los refugiados judíos, la República Dominicana abrió sus fronteras a esta población. En este contexto, la República Dominicana acordó aceptar unos 100,000 inmigrantes, aunque se emitieron cerca de 5,000 visados que sirvieron a muchos como salvoconducto para migrar a otros países. Finalmente, los refugiados judíos que llegaron y se quedaron en el país fueron alrededor de 1,000. A los pocos meses del ofrecimiento de Evian, el dictador Rafael L. Trujillo pidió al Gobierno norteamericano el envío de tres técnicos para redactar una ley de migración, quienes tras seis meses en Santo Domingo entregaron un proyecto que en abril de 1939 se convirtió en la Ley de Migración vigente hasta el año 2004.[1] Los judíos que llegaron al país fueron asentados en Sosúa, en la costa norte, en una plantación de bananas que había sido abandonada desde 1916 por la Unit Fruit Company. De parte del Estado dominicano los refugiados recibieron recursos y terrenos para dedicarse a labores agrícolas. Además de la ayuda local, se recibieron contribuciones desde los Estados Unidos a través del programa Dominican Republic Settlement Association (DORSA). A cada inmigrante judío le fueron entregados 80 acres de tierra, 10 vacas, una mula y un caballo para iniciar su vida en Sosúa. El asentamiento de los colonos no fue fácil, ya que necesitaban un período de adaptación al clima y las labores agrícolas, porque en su mayoría provenían de culturas urbanas y ocupaciones liberales. En 1944, el asentamiento en Sosúa comenzó a prosperar a medida que los colonos se centraban, más que en la agricultura, en la cría de ganado y en la producción de mantequilla y queso.  Con el tiempo, muchos empezaron a emigrar hacia otros destinos y el tamaño de la comunidad fue disminuyendo. Actualmente, junto a unas decenas de familias que permanecen en Sosúa, también existen un museo y una sinagoga como reafirmación de su cultura. Este capítulo de las migraciones relacionadas con la República Dominicana sirve como recordatorio de la necesidad de proveer de refugio a las personas que se encuentran afectadas por distintas circunstancias, ya que en el caso de que este grupo no hubiera podido llegar al país habría encontrado la muerte en los campos de concentración y centros de exterminio. Además, se observa cómo las contribuciones de los refugiados y otros migrantes impulsan el desarrollo económico y social de las sociedades de acogida. La gratitud de la comunidad judía del mundo hacia esta política del Gobierno dominicano queda plasmada en las estrechas relaciones entre el Estado de Israel y la República Dominicana. Ambos países firmaron el 2 de mayo de 1968 el Acuerdo de Supresión de Visas, por lo que los ciudadanos dominicanos que deseen viajar a Israel como turistas no necesitan ningún tipo de visa.[2] Y la República Dominicana se beneficia igualmente de un intercambio cultural y comercial de importancia para su desarrollo sostenible. [1] Wells, Allen. Un Sión tropical: el general Trujillo, Franklin Roosevelt y los judíos de Sosúa. Translated by Natalia Sanz González. First Spanish ed. Santo Domingo, República Dominicana: Academia Dominicana de la Historia. Bowdoin Scholars’ Bookshelf. Book 4.http://digitalcommons.bowdoin.edu/scholars-bookshelf/4 Bowdoin College [2] http://embassies.gov.il/santo-domingo/Relations/Pages/Acuerdos-de-Cooperacion-Israel-Republica-Dominicana.aspx

Inmigrantes contribuyen a las economías de los países en desarrollo

Miércoles, 31 Enero 2018
Dra. Florinda Rojas, directora ejecutiva del Instituto Nacional de Migración (INM RD) y Washington González, viceministro de Trabajo. Viernes, 26 Enero 2018 20:36 INMIGRANTES CONTRIBUYEN A LAS ECONOMÍAS  DE LOS PAÍSES EN DESARROLLO De acuerdo al Informe de la OCDE y la OIT presentado en París: Cómo contribuyen los inmigrantes a las economías de los países en desarrollo París. Viernes 26 de enero de 2018. La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) y la Organización Internacional del Trabajo (OIT) presentaron en París el pasado 24 y 25 de enero el InformeCómo los inmigrantes contribuyen a las economías de los países en desarrollo, que examina empíricamente cómo los inmigrantes están relacionados a tres componentes claves de la economía: el mercado laboral, el crecimiento económico y las finanzas públicas. Asimismo, el proyecto analiza el contexto político e histórico de la inmigración en cada país y sugiere formas para mejorar su contribución en los diferentes contextos a través de respuestas con políticas apropiadas. Señala que se puede maximizar el impacto positivo de la inmigración adoptando políticas coherentes dirigidas a gestionar e integrar mejor a los inmigrantes para que puedan invertir legalmente y contribuir a la economía en la que trabajan y residen, mientras se mantienen seguros con una vida plena. En representación de la República Dominicana asistieron la doctora Florinda Rojas, directora ejecutiva del Instituto Nacional de Migración de la República Dominicana (INM RD) y el viceministro de Trabajo, Washington González, quienes expusieron en la sesión Proteger los derechos de los migrantes e invertir en la integración de los inmigrantes que tuvo como enfoque las buenas prácticas con respecto a la protección de los derechos de los migrantes, la lucha contra la discriminación y la integración de los inmigrantes. La contribución de los inmigrantes a las economías de los países en desarrollo contó con el apoyo de la Unión Europea y abarcó diez países socios del proyecto: Argentina, Costa Rica, Côte d'Ivoire, República Dominicana, Ghana, Kirguistán, Nepal, Ruanda, Sudáfrica y Tailandia. El informe presentado es un paso que avance para evaluar la contribución de la inmigración al desarrollo y mejorar el diseño de las estrategias. Se basa en el proyecto conjunto OCDE-OIT Evaluación de la contribución económica de la migración laboral en los países en desarrollo como países de destino (ECLM), con análisis comparables para diez países de ingresos bajos y medianos (Argentina, Costa Rica, Costa de Marfil, República Dominicana, Ghana, Kirguistán, Nepal, Rwanda, Sudáfrica y Tailandia) para presentar una mejor comprensión de las diferentes formas en que los inmigrantes contribuyen a las economías de sus países de acogida. El informe también proporciona una base para el diálogo y la orientación política de los profesionales del desarrollo y los responsables de la formulación de políticas que intentan integrar a los inmigrantes en su economía y la sociedad, en beneficio tanto de los inmigrantes como de los ciudadanos nativos. Tras el debate sobre orientación para acciones con las principales partes interesadas y los responsables políticos de cada país, el Centro de Desarrollo de la OCDE y la OIT esperan continuar su cooperación con los países socios con miras a aumentar la contribución de la inmigración para obtener mejores resultados económicos y de desarrollo. Por Jessica Mordechay División de Comunicaciones INM RD

Diplomado Migración Internacional y Gestión Migratoria

Miércoles, 31 Enero 2018
Viernes, 26 Enero 2018 06:00 Durante 2018 la Escuela Nacional de Migración (ENM) del Instituto Nacional de Migración de la República Dominicana (INM RD) se ha planteado como objetivo lograr un mayor alcance en las capacitaciones planificadas y satisfacer las demandas formativas que se presentan en las entidades del Estado, la Dirección General de Migración y la sociedad civil en general. Hemos asumido el compromiso de diseñar, investigar e implementar las acciones formativas relacionadas con el tema de la gestión migratoria de una manera integral y, sobre todo, aplicables en los ámbitos laborales de las personas que participan en la formación, dotándolas de herramientas para afrontar los crecientes desafíos que plantea la gestión de las migraciones a niveles operativos. En este sentido, anunciamos con mucho entusiasmo nuestra primera edición del diplomado Migración internacional y gestión migratoria que comenzará a partir de abril del año en curso. Se realizará en la modalidad semi-presencial con una duración de 130 horas. Contaremos con la presencia de docentes de gran experiencia, tanto a nivel nacional como internacional, y una metodología práctica, accesible e innovadora que permitirá a las/los participantes profundizar sobre el contexto actual de la migración y los elementos de la gestión migratoria desde una perspectiva de derechos humanos, género e interculturalidad. Con este diplomado esperamos avanzar en el cumplimiento de nuestra misión y realizar un aporte a la formación sobre gestión migratoria en el país, pues constituye un tema relevante para la sociedad dominicana sobre el que se debe profundizar y reflexionar.  

Logros y desafíos de la Escuela Nacional de Migración (ENM)

Miércoles, 31 Enero 2018
Jueves, 21 Diciembre 2017 20:57 Con mucho entusiasmo, visión de futuro y agradecimiento a todos los colaboradores terminamos el año 2017 en la Escuela Nacional de Migración. En los seis primeros meses de apertura hemos recibido cerca de un millar de personas en nuestras instalaciones, cuando a principios de año no éramos más que planos, cemento y esfuerzo. Podemos calificar el 2017 como un año de “logros”, que hemos construido con mucho diálogo, ahínco y motivación. Logramos, entre otras cosas, aproximarnos más a lo esperado el año entrante (y los que siguen): una escuela de calidad que sea referente a nivel nacional sobre temas migratorios. Desde el Instituto Nacional de Migración de la República Dominicana y la Escuela Nacional de Migración sabemos que los logros del 2017 son importantes porque sientan las bases de los años venideros. Por esta razón, es fundamental hacer un trabajo de “carpintería” que responda a una solidez no solo organizativa, sino también metodológica, estructural y normativa. Y en eso nos hemos concentrado durante el segundo semestre de 2017: configurar cuáles serán nuestros procesos internos para las capacitaciones (planificación, diseño, ejecución y evaluación), comenzar las formaciones in situ, formalizar nuestra metodología y emprender una Aula Virtual, entre otras acciones. Reconociendo los resultados alcanzados este año, también nos hemos tomado una pausa para dialogar y reflexionar sobre los grandes desafíos que debemos enfrentar en 2018. No es una tarea fácil poner en marcha una entidad educativa que tiene como mandato “la formación y capacitación de los/as inspectores/as, oficiales de control migratorio y demás personal de la Dirección General de Migración”. Por eso podemos considerar como un gran reto para el próximo año formar la mayor cantidad de personas vinculadas con la temática migratoria en el país. Esto solo lo podremos conseguir con la definición de una oferta académica de calidad que responda a las necesidades formativas actuales, para lograr una buena gobernanza migratoria basada en una perspectiva de derechos humanos y género. Es un gran desafío, pero sabemos que estamos construyendo las bases para que la Escuela pueda trabajar de forma dinámica, abierta a los cambios, innovaciones y tendencias para colocar, definitivamente, el tema migratorio como fenómeno global en el lugar que merece.  

Concluyó con éxito Festival Internacional de Cine sobre Migración RD

Miércoles, 31 Enero 2018
Jueves, 21 Diciembre 2017 20:44 Santo Domingo, República Dominicana.- En el marco del Día Internacional de la Migración se realizó el Festival Internacional de Cine sobre Migración que puso en relieve películas que capturan las promesas y desafíos de la migración para aquellos que dejan sus hogares en busca de una mejor vida, así como las contribuciones singulares que los migrantes hacen en sus nuevas comunidades. El evento se desarrolló durante 13 días con la proyección de 30 películas especialmente seleccionadas en más de 100 países con el auspicio de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) en su calidad de Organismo de las Naciones Unidas para la Migración. Los filmes presentados en República Dominicana fueron: El Peso de la Manta: documental que retrata la historia del deseo de los inmigrantes de trabajar en el país de acogida Deportación de la Inocencia: explora los efectos de la deportación forzada en los niños y niñas estadounidenses que quedan atrás. Nana: documental dominicano que profundiza las dificultades que enfrentan muchas de estas mujeres que toman la difícil decisión de dejar a sus hijos para que los críen sus parientes mientras cuidan del hijo de otra persona. Casa en tierra ajena: relata las historias y los sueños de personas que se encuentran en procesos de migración forzada en Centroamérica. Impuros: este largometraje documental aborda el tráfico de mujeres a principios del Siglo XX en Argentina. Los espacios en los que se realizaron las proyecciones fueron la Universidad Tecnológica de Santiago (UTESA), en su sede en Dajabón; en la oficina de la Organización Internacional para las Migraciones de Jimaní; y en Santo Domingo, en la Escuela Nacional de Migración del Instituto Nacional de Migración (INM RD).  

República Dominicana de cara a las migraciones

Miércoles, 31 Enero 2018
Viernes, 01 Diciembre 2017 20:46 Por Dra. Florinda Rojas Directora Ejecutiva del Instituto Nacional de Migración de República Dominicana (INM RD) Las migraciones aportan complejidad al escenario mundial contemporáneo y la República Dominicana no es una excepción. Aquí se manifiestan las cuatro categorías más distintivas de los movimientos migratorios:   inmigración, emigración, tránsito y retorno.  Nuestra ubicación geográfica, historia y   condiciones socioeconómicas así lo determinan. Pero, además, la migración en República Dominicana seguirá teniendo un papel destacado en nuestra evolución social, económica, cultural y política. El desafío que significa el alcance transterritorial de la nación dominicana demanda políticas migratorias con capacidades y horizontes integrales en más de un sentido: internacional, nacional, intersectorial, intergubernamental y entre poderes. De esta forma, se tendrán en cuenta los derechos de las personas migrantes, la inclusión activa de los organismos de la sociedad civil y las consecuencias multidimensionales en el desarrollo y se atenderán las políticas para potenciar sus beneficios y corregir sus distorsiones. Igualmente se deben observar los impactos territoriales, que abarcan todos los espacios del país, los flujos y poblaciones que componen el conjunto de nuestra dinámica migratoria, así como la perspectiva histórica y la visión a largo plazo. En otras palabras, nos referimos a todos los elementos de importancia que dan forma a la modernización del Estado en materia migratoria.  Una política migratoria de Estado tiene como objetivo fundamental beneficiar al migrante mediante el ejercicio efectivo de su identidad y el disfrute de sus derechos sociales, económicos y culturales. En definitiva, tiende a buscar y hacer efectivo su bienestar con vistas a consolidar su papel como agente para el desarrollo, donde quiera que se encuentre.  El enfoque de la política migratoria dominicana intenta estar centrado de manera efectiva en el bienestar de las personas. Este se asume como obligación del Estado, plasmado a través su Constitución, de la Estrategia Nacional de Desarrollo 2030, de su legislación y de su proyección de largo alcance para la atención del proceso. Además, garantiza la evaluación permanente de los elementos que determinan los impactos de la política pública en la vida de los migrantes.   Estamos trabajando por una política migratoria que asuma la gobernanza de las migraciones, encaminada hacia un esquema de tipo integral basado en un diálogo permanente donde participen interlocutores que representen a los diversos actores involucrados (públicos, privados, organizados, no organizados, individuales o colectivos), no solo con el propósito de fortalecer la atención al proceso migratorio en un ambiente de responsabilidad nacional e internacional, sino también con el fin de garantizar el debido respeto a los derechos fundamentales de las personas que se ven en la situación de emigrar.   En el caso de República Dominicana y Haití, la atención al proceso migratorio con una perspectiva humana, eficaz, ordenada y moderna es un desafío que requiere ser atendido con un enfoque de corresponsabilidad con la participación de la República de Haití.  El elemento de corresponsabilidad desempeña un papel clave, o más bien fundamental, debido a que más del 85% de los inmigrantes que llegan a República Dominicana proceden del vecino país. Esto explica la necesidad de que en un marco de coordinación bilateral se aborden todos aquellos aspectos de interés común, incluyendo el tema migratorio. Al respecto, es bien sabido que el Ministerio de Relaciones Exteriores (MIREX) desde hace algún tiempo ha venido concertando mesas de trabajo con este fin. Incluso, el reciente informe de los 4 diagnósticos efectuados por el Observatorio Interuniversitario Binacional de Migración, Educación, Medio Ambiente y Comercio (OBMEC) ha profundizado con sus recomendaciones en la necesidad de fortalecer la cooperación para alinear las estrategias de desarrollo existentes. En la parte que corresponde al componente temático migratorio se advierte la necesidad de dicha coordinación y es de esperar que, en efecto, se convierta en un diálogo permanente e impostergable que nos acerque cada vez más a la formulación de mecanismos propiciadores de soluciones concretas a las necesidades de la mano de obra regular en el caso dominicano y a los debidos controles de la inmigración; como en el lado haitiano es de esperar que se garanticen los controles emigratorios conforme a los rigores de una legislación y una práctica de controles rigurosa para evitar la desprotección de sus ciudadanos en el exterior y la discordancia en el manejo de la gestión migratoria bilateral. Se espera lograr, por primera vez, la adopción de una postura de cooperación interinstitucional y compartida, que incluye la participación de la sociedad civil, el sector privado, la academia, los expertos y los tres poderes del Estado dominicano. A la vez, el Estado debe asegurar que la política migratoria se gestione con una eficacia tal que contribuya a garantizar la movilidad de las personas y enfatice el respeto a los derechos humanos. El Plan Nacional de Regularización de Extranjeros (PNRE) que entró en vigor en junio de 2014, la puesta en funcionamiento del Consejo Nacional de Migración y la creación del Instituto Nacional de Migración (INM RD) son ejemplos de los avances hacia una política migratoria coherente y eficaz. La movilidad humana nacional e internacional forma parte de los derechos humanos fundamentales. En este contexto, se reconoce la obligación gubernamental de procurar que las migraciones sucedan en forma ordenada, documentada y segura. República Dominicana aspira al reconocimiento pleno de los derechos de sus nacionales radicados en el exterior y que de igual seguridad disfruten los extranjeros en suelo dominicano.