INM RD realiza mesa para discutir sistema de medición que ordene los flujos periódicos de trabajadores extranjeros

Viernes, 18 Diciembre 2020

 

 

Santo Domingo, D. N. - 15 de diciembre de 2020.- Con el fin de proveer al Consejo Nacional de Migración (CNM) datos para instrumentar una política institucional que ordene los flujos periódicos de trabajadores y permita apreciar las reales necesidades de mano de obra en diversos sectores de la economía, el Instituto Nacional de Migración (INM RD) realizó la Mesa de Diálogo “Medición continua de la demanda de trabajadores extranjeros en los sectores construcción, agropecuario y turismo en República Dominicana”.

“En principio este proyecto tuvo una primera fase de consulta con académicos especializados. El encuentro que sostenemos hoy prioriza el diálogo con los sectores empresariales del ámbito agropecuario, construcción y servicios, este último en el área de turismo” manifestó en sus palabras de bienvenida el Dr. Wilfredo Lozano, director ejecutivo del INM RD. Además, añadió que el diálogo tiene como propósito organizar y consolidar un sistema de medición acorde a los requerimientos de la demanda de mano de obra inmigrante, que permita al CNM tomar decisiones sobre este aspecto con base en información fiable, robusta y oportuna. En ese sentido, señaló que “Esta Mesa de Diálogo consolida un proceso de socialización y debate sobre los grandes problemas que confrontan los empresarios en torno a la demanda de mano de obra extranjera, favoreciendo así el inicio de intercambios que posibiliten la creación de políticas públicas orientadas al fortalecimiento de la gestión migratoria”.

La mesa estuvo conformada por importantes actores de los sectores laborales donde los inmigrantes tienen mayor participación, quienes presentaron las características del mercado laboral y los trabajadores extranjeros, entre estos, representantes de la Asociación Dominicana de Productores de Banano, Industrias Banilejas SAS, Red de Banano, Asociación Dominicana de Factorías de Arroz, Asociación de Productores de Cigarros, Junta Agroempresarial Dominicana, Asociación de Tour Operadores Receptivos de la República Dominicana, Asociación Nacional de Hoteles y Restaurantes, Grupo Punta Cana, Asociación de Hoteles y Proyectos Turísticos del Este, Asociación de Constructores y Promotores de Viviendas y Consejo Nacional de la Empresa Privada, así como especialistas en el tema, autoridades ministeriales y organismos internacionales. 

Las presentaciones estuvieron a cargo del Sr. Pedro Juan del Rosario, investigador titular del Instituto Dominicano de Investigaciones Agropecuarias y Forestales (IDIAF); el Sr. Simón Suárez, vicepresidente de Relaciones Institucionales y Proyectos del Grupo Puntacana, y el Sr. Jaime Oscar González Hernández, viceministro de Desarrollo Social del Ministerio de la Presidencia (MinpreRD).

El académico Pedro Juan del Rosario al hablar sobre las características del mercado laboral y los trabajadores extranjeros en el sector agropecuario hizo referencia a que uno de los factores que inciden en la contratación de mano de obra extranjera es que los jóvenes dominicanos tienen expectativas más allá de la agricultura, porque la mayoría concluyó los estudios de bachiller y tienen otras aspiraciones. Otros aspectos que salieron a colación entre los participantes son que la empleomanía del sector generalmente tiene baja calificación y el trabajo es abundante, además de que muchos trabajadores dominicanos no desean abandonar a sus familias en la ciudad para ir a trabajar al campo. Asimismo, eventualmente la innovación irá desplazando tanto a trabajadores locales como extranjeros y exigirá conocimientos técnicos para el manejo de los equipos. Coincidieron en la necesidad de contar con una mano de obra extranjera regulada y la incidencia del Estado para la generación de políticas públicas migratorias laborales.

Por su parte, el empresario Simón Suárez señaló que los registros de la Tesorería de la Seguridad Social confirman que existe una baja incidencia de mano de obra extranjera en el turismo, fundamentalmente en los hoteles, operadores turísticos y agencias de viajes. En 2019 hubo 94 mil empleos registrados, de los cuales solo el 2 % era ocupado por inmigrantes. De esa proporción, la principal es la mano de obra haitiana (0,6 %), seguida por la española (0,4 %), la mexicana (0,15 %), la italiana (0,12 %) y la venezolana (0,10 %). Estos puestos son empleados por personas calificadas, quienes regularmente manejan varios idiomas. Los asistentes también añadieron la importancia de la asistencia técnica e identificación de perfiles ocupacionales desde el Estado para tener una empleomanía estable.

Respecto a la caracterización del mercado laboral y los trabajadores extranjeros, el viceministro Jaime Oscar González Hernández dijo que “Con el actual mercado de trabajo en el país y el cambio del modelo económico, al pasar de una economía agroexportadora a una de servicios abierta al exterior, se ha generado una amplia movilidad de la fuerza laboral dominicana hacia el extranjero que ha dejado espacio a la mano de obra inmigrante […], la cual se ha visto incrementada en el sector construcción”. En ese sentido, agregó que es hora de afrontar el tema migratorio con la debida seriedad, sin apasionamientos y viendo la realidad de forma objetiva.

Adicional a esta mesa se aplicarán encuestas sectoriales y otras técnicas de investigación, regionalmente organizadas, para articular consultas permanentes con el empresariado nacional, el sector sindical, la sociedad civil y los especialistas y las instituciones estatales que inciden en la materia para generar un sistema de información que permita identificar las necesidades del mercado laboral y evite la masificación de mano de obra extranjera.