Republica Dominicana

Padre migrante

Padre migrante

Por: Elian Rosario Martinez

Analista de Investigación del Departamento de Investigación y Estudios Migratorios (DIEM)

Instituto Nacional de Migración (INM RD)

 

Son múltiples las causas que motivan u obligan a un padre de familia a dejar su lugar de origen de manera temporal o permanente. Estas deben ser analizadas desde un enfoque de derechos humanos debido a que el fenómeno migratorio implica retos y desafíos para los migrantes que permanecen lejos de la familia, la cual se ve afectada significativamente al ser la célula fundamental de la sociedad.   

Entre las causas que motivan a estos padres a migrar está el deseo y la necesidad de brindar una mejor calidad de vida a la familia. Al respecto, hallazgos de diversas investigaciones sobre la temática coinciden en que la causa principal de la migración en los hombres es de índole económica, y que los demás miembros de la familia lo hacen, principalmente, por reunificación familiar.

Independiente del motivo que justifique la movilidad, la ausencia de la figura paterna puede provocar que la estructura y los vínculos familiares se vean afectados, ya que la distancia no solo incide en los que se van, sino también en los que se quedan.

En este sentido, la Organización de Naciones Unidas indicó en 2011 que debido a la ausencia de los padres la estabilidad familiar es un reto, independientemente de todas las herramientas tecnológicas de comunicación que existen hoy día, y destacó que la presencia del padre o figura paterna ejemplar es indispensable, ya que la ausencia de este afecta el grado de desarrollo intelectual y emocional de todos los miembros de la familia, especialmente de los hijos.[1] 

Cabe destacar que, de acuerdo con el Informe Las migraciones en el mundo 2018 presentado por la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), el número de migrantes internacionales se incrementó en un 49% comparado con el año 2000 al alcanzar los 258 millones en todo el mundo.[2]  

En la República Dominicana, según la Encuesta Nacional de Inmigrantes (ENI-2017) el 61.6% del total de la población inmigrante (570,933) es masculino. Aunque la presencia de las mujeres en los movimientos migratorios es muy notaria, la de los hombres continúa siendo más dinámica.[3]

Lo cierto es que gracias a los esfuerzos de estos padres migrantes muchas familias han logrado salir de la pobreza extrema, acceder a una mejor educación y servicios de salud, entre otros grandes beneficios.[4]  

 

[1] Ver Informe sobre el papel de los hombres en las familias, disponible en http://www.un.org/en/development/desa/news/social/men-in-families.html

[2] Ver Informe sobre las migraciones en el mundo 2018, disponible en

http://publications.iom.int/system/files/pdf/wmr_2018_sp.pdf?language=fr

[3] Ver Versión resumida del informe general de la ENI-2017, disponible en

Users/Investigacion/Downloads/Informe%20Avance%20de%20resultados%20ENI%202017%20(1).pdf

[4]Ver Informe sobre migración y remesas del Banco mundial, disponible en

https://www.bancomundial.org/es/topic/migrationremittancesdiasporaissues

 

 



Comparte y comenta





Tamaño letra

Contraste

Otros